+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FESTIVIDAD

Multitudinaria procesión por el Crist del Calvari de Figueroles

Los figueroleros renuevan su fe al Crucificado con misa y subida a la ermita

 

Los fieles veneraron la imagen del Crist del Calvari al acabar la procesión. - GOZALBO

Los niños de la primera comunión también fueron protagonistas. - GOZALBO

HÉCTOR GOZALBO
11/06/2019

Como cada lunes de Pentecostés, ayer nadie quiso faltar a la cita religiosa para celebrar su devoción al Santíssim Crist del Calvari de Figueroles. Se trata de una festividad que congregó a vecinos y a los oriundos del municipio que viven en otros lugares y que ayer acudieron al encuentro anual. Un volteo general de campanas, de buena mañana, anunció la solemnidad de la jornada, que continuó con una eucaristía en el templo parroquial, en la que concelebraron varios sacerdotes del arciprestazgo y estuvo presidida por el párroco de la localidad, Héctor Samuel Calvo.

TRADICIÓN // Por la noche, tuvo lugar la participativa procesión en honor al Crist del Calvari, que se inició con el canto de las llagas en la iglesia. Después, comenzó el recorrido por las principales calles de este municipio de la comarca del Alcalatén, adornadas con los tapices en honor al Crucificado, mientras las campanas de la torre y las notas de la banda de música acompañaban el paso de la imagen. Delante, la niña que este año recibió la primera comunión en el pueblo, así como otros menores procedentes de las poblaciones cercanas. A la llegada al ermitorio, pintado y adecentado para tan merecida ocasión, cantaron los tradicionales gozos y dispararon un castillo de fuegos artificiales.

Posteriormente, los vecinos regresaron de nuevo a la parroquia para devolver la imagen, que previamente fue venerada por los fieles. La corporación municipal, encabezada por el primer edil en funciones, Luis Gregori, estuvo presente en todos los actos vividos durante esta jornada.

LEYENDA // Un año más, los habitantes de Figueroles se rindieron para mostrar su devoción al Crist del Calvari, cumpliendo con una tradición que se ha ido transmitiendo de padres a hijos y que, según recoge la historia local, cumple ya 385 años. La leyenda del siglo XVII cuenta que el Cristo apareció en el lugar que ahora ocupa la ermita en su honor.

Y aunque el original fue quemado en tiempos de la guerra civil española, después se talló otro, al que los figueroleros veneran con la misma devoción que han recibido por herencia.