+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Comarcas

 

onda

El Museu del Taulell ya custodia un tomo de Martí de Viciana localizado en EEUU

Del siglo XVI, fue hallado en un mercado de antigüedades de la ciudad de Nueva York

 

La alcaldesa y la donante del ejemplar, abierto por la página con el dibujo del entonces casco histórico de la ciudad amurallada. - MEDITERRÁNEO

La alcaldesa y la donante del ejemplar, abierto por la página con el dibujo del entonces casco histórico de la ciudad amurallada. - MEDITERRÁNEO

R. D.
11/01/2020

El Museu del Taulell Manolo Safont custodia, en una vitrina con termostato, el libro escrito en 1564 por el ilustre notario de Burriana Martí de Viciana, titulado Libro Tercero de la Crónica de la Ínclita y Coronada Ciudad y Reino de Valencia. Esta obra única ha sido donada por Carmen Barceló, una vecina de Onda cuyo marido encontró el ejemplar en un mercado de antigüedades en Nueva York. El codiciado libro posee una cubierta del siglo XVIII y está protegido con el objetivo de garantizar su conservación.

La primera edila, Carmina Ballester, visitó las instalaciones del Museo junto a la donante, quien compartió la historia del libro desde que lo encontró en territorio americano hasta su llegada a Onda, con el fin de poder mostrarlo a los miles de visitantes que acuden cada año al museo. «Es un orgullo poseer en casa tan valioso tomo, que narra la historia de nuestra ciudad y que es uno de los testigos más importantes de la época de las Germanías», manifestó Ballester.

CONTENIDO // En este libro, De Viciana hace una descripción topográfica de las poblaciones valencianas, entre las que se encuentra Onda. Destaca especialmente un dibujo del entonces casco histórico de la ciudad amurallada.

Según recoge la Biblioteca Valenciana, el autor nacido en Burriana (1502) vio su juventud afectada por la guerra de las germanías, en la que participó activamente. Sirvió de correo o enlace entre su tío y el virrey, don Diego Hurtado de Mendoza, quien a la sazón estaba en Dénia. La muerte de su padre (1522), imprimió de manera definitiva el juicio y visión que el cronista tendría acorde con el bando nobiliario. Terminado el conflicto bélico, ejerció como notario y como escribano del baile de Burriana (entre 1533 y 1576), donde se había establecido. Documentalmente consta su participación en Les Corts de 1542, a las que acudió representando a las villas de Burriana, Vila-real y Ademuz.

Buscar tiempo en otra localidad