+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

LA VALL DUIXÓ

Un nuevo reto para las cuevas

Les coves de Sant Josep aprovechan la opción de participar en la iniciativa internacional que pretende convencer a la Unesco para declarar el 6 de junio Día Mundial de las Cuevas y del Mundo Subterráneo

 

MÒNICA MIRA
08/06/2017

Les coves de Sant Josep esperan que el 2018 sea inolvidable. En verano, la Vall d’Uixó se convertirá en sede del VI Congreso Nacional de Cuevas Turísticas (Cuevatur), cita que el Ayuntamiento pretende que se convierta en un hito histórico para la ciudad, que podría verse colmatado si se anunciara la decisión de la Unesco de declarar el 6 de junio como Día Mundial de las Cuevas Turísticas y del Mundo Subterráneo.

La maquinaria promocional se ha puesto en marcha para lograrlo. La iniciativa surge de la Asociación de Cuevas Turística de España y la International Show Caves Association, que no tardaron en hacer extensivo el proyecto a todos sus socios en España, Francia, o Portugal, entre otros.

Para justificar la petición ante la Unesco, ambas organizaciones propondrán una serie de acciones para hacer más visible este recurso turístico, al tiempo que invitan a sus miembros a apoyar la campaña y que organicen su propio programa de actividades.

La Vall acepta el desafío

La Vall se ha tomado muy en serio el reto. Buena prueba de ello se pudo comprobar con la organización, el martes, de una jornada de puertas abiertas de la que se beneficiaron, en especial, los vecinos de la localidad, que pudieron acceder al río subterráneo de manera gratuita, mientras que a los turistas se les aplicaba un descuento en las entradas del 15%.

La convocatoria resultó «muy exitosa», según explicó la promotora de les coves, Alba Fas, especialmente si se tiene en cuenta que se trataba de un día laboral. Un total de 492 personas tuvieron la oportunidad de visitar el enclave, al tiempo que conocían una propuesta que pretende llamar la atención sobre la importancia que tienen las cavidades explotadas turísticamente para las localidades que las albergan.

Será un ejercicio de trabajo y de reivindicación cuyos frutos esperan recogerse coincidiendo con Cuevatur 2018, el momento en el que podría anunciarse la decisión definitiva de la Unesco.