+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

ACTUACIÓN EN LAS PLAZAS DEL AYUNTAMIENTO Y DEL CONVENT Y LAS CALLES SANT FRANCESC Y ARZOBISPO GASCH

Las obras del centro de l’Alcora mejoran la seguridad de los viandantes y la accesibilidad

La dinamización del núcleo comercial es uno de los objetivos de este proyecto. La peatonalización y la ampliación de las aceras facilitará el paso de transeúntes

 

La actuación ejecutada en la plaza del Ayuntamiento ha servido para solucionar los problemas del subsuelo y hacer un espacio más funcional. - NOMDEDEU

La plaza del Convent ha pasado a ser peatonal, haciéndola más accesible a los viandantes. - NOMDEDEU

JAVIER NOMDEDEU
09/04/2017

El Ayuntamiento de l’Alcora ha finalizado la remodelación de las plazas del Ayuntamiento y del Convent, y de las calles Sant Francesc y Arzobispo Gasch. El concejal de Urbanismo, Samuel Falomir, indica que se trata «del mayor proyecto acometido en el municipio en los últimos 20 años». Las mejoras aplicadas han servido para «solucionar los problemas de accesibilidad y movilidad que existían, e incrementar la seguridad viaria». El proyecto asciende a 500.000 euros.

Por lo que respecta al ágora del Convent, se ha hecho peatonal, transformándola en más dinámica y funcional. Además, se ha ubicado una zona de aparcamiento de vehículos en batería. En cuanto a la situada frente a la casa consistorial, las obras han servido para solucionar los problemas de filtraciones de agua que existían y que afectaban a la estructura del edificio, haciendo que el sótano estuviera apuntalado. Con esta actuación, «se ha creado un espacio más abierto, en el que poder realizar muchas más actividades», añade el edil.

Uno de los elementos comunes en ambas intervenciones es el uso de materiales emblemáticos, con «cerámica de l’Alcora, promoviendo y promocionando su uso en los espacios públicos».

En otro orden de cosas, se ha llevado a cabo la renovación de dos importantes y transitadas vías: la calle Sant Francesc --la del Ayuntamiento-- y la del Arzobispo Gasch. «Han pasado a ser de sentido único, lo que ha permitido ensanchar las aceras para mejorar el paso de los peatones y potenciar la zona comercial».

SEGURIDAD // Falomir resalta que las aceras en estos puntos «eran muy estrechas, con la dificultad que conllevaba para los transeúntes, especialmente, a los de movilidad reducida, los carros de bebé o de la compra. Esto hacía que se tuviera que invadir en muchas ocasiones la calzada, con el consiguiente peligro que acarreaba».

Dentro de estas medidas, se han colocado «nuevos pasos de cebra en ubicaciones clave para poder cruzar sin riesgos».

Los cambios funcionales y estéticos han ido acompañados de obras en las infraestucturas. Falomir menciona «la renovación de la red de agua potable y de saneamiento, y se ha construido una instalación de pluviales «que, con anterioridad, no existía».

El responsable del área de Urbanismo incide en que desde el ejecutivo del que forma parte «apostamos por un modelo propio del siglo XXI, por un municipio accesible y seguro, pensando en las personas y su bienestar». Al mismo tiempo, ha agradecido la paciencia de los vecinos y comercios. «Un proyecto de esta envergadura genera molestias, pero era fundamental, ya que es uno de los planes más importantes de las últimas décadas», matiza.