+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EFECTOS DE LA GOTA FRÍA

La odisea del 'Balandra 2' en la tormenta perfecta de Benicarló

El fuerte oleaje ha afectado a los barcos que salían a faenar este miércoles en la provincia

 

RAFAEL FABIÁN / MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ
11/09/2019

En Castelló los barcos han decidido quedarse en tierra para evitar el fuerte oleaje provocado por la gota fría. En el norte de la provincia, concretamente en Vinaròs y Benicarló, algunos barcos sí han salido al mar, aunque algunos como el ‘Balandra 2’ se han visto obligados a volver y como se puede apreciar en el vídeo que acompaña esta información tenían motivos para ello.

Francisco Querol, que lleva desde los 16 años en el mar –y tiene 46-, es el patrón de la embarcación que nos ha cedido las imágenes y reconoce que se lo han pasado “un poco mal en algunos momentos. Hemos salido a las 6.00 de la mañana porque el mar parecía que estaba en calma, pero poco a poco se ha ido poniendo feo el mar y hemos decidido volver”.

Querol, patrón del ‘Balantra 2’, asegura que han llegado “hasta la tubería del Castor”, pero al comprobar que el viento y las olas cada vez eran mayores, al tiempo que la pesca no era muy abundante, han vuelto al puerto de Benicarló. “Hemos hecho unas dos millas y luego hemos vuelto en una entrada a puerto que no ha sido nada fácil. Un compañero no se ha querido arriesgar y se ha ido a Vinaròs porque el puerto es más cómodo al no estar tan cerca de la costa”.

Francisco Querol admite en ‘Mediterráneo’ que con el temporal “parecía la tormenta perfecta”, y gracias a los partes meteorológicos han decidido no arriesgarse: “Se iba poniendo de color lila, que es cuando está más fuerte, y aunque no nos ha pasado nada, hemos tomado la decisión de volver”. Asegura este patrón que “en Navidad hace dos años hubo una situación más delicada, pero teniendo en cuenta el precio del pescado en esas fechas salimos igual al mar”. En esta ocasión han regresado sin pesca, pero sanos y salvos. Otras cuatro embarcaciones, de las 15 que pescan habitualmente, han salido al mar, mientras que en Vinaròs han sido cinco de los ocho barcos los que han faenado. Este jueves, asegura Francisco Querol, “se recuperará la normalidad”.

Temas relacionados