+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

segorbe

Oltra licita por 9,3 millones la gestión de la residencia pública

La Saleta es ahora quien administra el centro, aunque el contrato ya caducó

 

La residencia y centro de día de Segorbe es de titularidad pública, pero su gestión la lleva una empresa privada. - COECS

S. RIOS
15/05/2019

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que ostenta Mónica Oltra, ha sacado a licitación la residencia de personas mayores dependientes y centro de día de Segorbe por importe de 9.288.664,34 euros con un valor estimado del contrato de 11.246.992,98 euros y una vigencia de cuatro años. Actualmente, la gestión de este servicio lo desarrolla la empresa La Saleta, que cuenta con una importante red de centros para personas mayores en la Comunitat. El contrato por esta prestación concluyó el pasado mes de diciembre.

El concurso es abierto y su tramitación ha sido con carácter de urgencia. En el anuncio de licitación justifican el procedimiento acelerado «por razones de interés público y de necesidad inaplazable». Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 4 de junio en la sede central de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, en València.

74 plazas // Actualmente, la residencia pública de Segorbe, pero de gestión privada, cuenta con 74 plazas y es el centro de referencia en la comarca del Alto Palancia. Dadas las dimensiones de las instalaciones, en el pliego estipulan que las firmas que concurran para ofrecer este servicio deberán contar con una plantilla de al menos 50 trabajadores.

En las condiciones de ejecución del acuerdo figuran unos requisitos especiales. Recogen en las cláusulas que, «con el objetivo de promover el empleo de personas con dificultades particulares de inserción en el mercado laboral, la empresa adjudicataria reservará al menos el 50% de las sustituciones anuales por bajas laborales o vacaciones del personal para que sean ocupadas por personas en situación o grave riesgo de exclusión social, que estén desocupadas y tengan dificultades importantes para integrarse en el mercado de trabajo».