+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

los aficionados llenan el coso

Onda vive un tenso encierro previo a una multitudinaria jornada de Fira

La exhibición taurina de la mañana empieza con un susto, al resbalar en la arena un joven al salir el toro. Los astados se disgregan y dan emoción a la carrera, protagonizada por animales de Moisés Fraile y El Pilar

 

Un joven sufrió un susto al resbalar a la salida de un astado. - JAVIER MARTÍ

Los corredores disfrutaron del encierro y el buen ambiente reinó en las calles de la localidad desde primera hora de la mañana. Por la tarde, los más taurinos se reunieron en el coso para asistir a la exhibición de los astados - DAVID GARCÍA

N. BALAGUER // P. RODRÍGUEZ
25/10/2014

Onda se llenó ayer hasta la bandera. No cabía un alfiler en la plaza de toros de la localidad que, desde la mañana, contó con numerosos aficionados con motivo de las fiestas de la Fira 2014.

Las supersticiones se acumulaban en el recorrido del encierro matinal en los minutos previos a la salida, a las 12.00 horas. Aquella no era una carrera cualquiera. Era la número 13, organizada por la Asociación Cultural Taurina Guarismo 2. La cifra pesaba como una losa entre los corredores, no ajenos a los rituales para atraer la buena suerte, tan necesaria cuando seis toros te pisan los talones.

Los de ayer estaban marcados con los hierros de El Pilar y Moisés Fraile, nombre del ganadero que atesora una divisa predilecta por las figuras y que desembarcó en Onda para ser guiada a cuerpo limpio por un recorrido de 777 metros. Tras la apertura de las puertas de corrales, uno de los astados se adelantó al resto de toros y cabestros en el camí Castelló, lo que incrementó los fantasmas entre los aficionados taurinos.

La manada recorrió la Safona y la calle San Miguel disgregada, con un astado en cabeza, tres siguiendo y otros dos por detrás. La situación se complicó a la altura de la parte trasera del consistorio, cuando el líder se dio la vuelta. El momento anárquico, sin embargo, logró recomponer al grupo, que enfiló más compacto la calle del Carmen para tomar la popular curva de Cervantes, en la que chocó contra las tablas.

Con cuatro astados por delante y otros dos a escasos metros, los aficionados se pusieron en carrera en Ecce-Homo. Entre ellos, Vicent Canelles, uno de los grandes corredores locales, junto a Torrechiva o Mateo Ferris. Este último se proclamó supersticioso de antemano, pero se enfundó una camiseta amarilla para correr el treceavo de G2, sin olvidar la suya de colores en casa.

Burreño, Mirabajo, Portinero, Dudero, Dudoso y Dudante llegaron al Raval de Sant Josep sin haber causado más incidencias que la resistencia de uno de ellos a entrar en los corrales. Más de un aficionado dejó de creer en las supersticiones ayer por la mañana.

En la exhibición celebrada después del encierro llegaba el primer susto. Un joven resbalaba en la arena y quedaba tendido en el coso mientras el toro salía en ese instante a toda velocidad. Por fortuna, el astado se pasó de frenada, dejando atrás al muchacho tendido en el suelo, que pudo zafarse del percance y ponerse a cubierto sin consecuencias.

Su incidente puso en alerta a todos los asistentes a la plaza, que ayer vivieron una difícil jornada al sufrir el vecino de Onda Rubén López y Daniel Alonso, campeón de España de recortes y natural de Zamora, sendas cogidas durante la exhibición. Las heridas sufridas fueron superficiales y ambos siguen recuperándose en el Hospital la Plana de Vila-real.

El concejal de Fiestas de Onda, Leo Molina, hizo ayer el balance relativo a los primeros siete días de Fira y destacó “la gran participación tanto de los vecinos, como de visitantes”. Según apuntó el edil responsable del área, la implicación de la ciudadanía está siendo “masiva en las actividades previstas, demostrando que la Fira es una gran expresión de alegría y hermandad”.

LOS TOROS DE HOY // Los astados volverán a las calles de Onda hoy, a las 12.00 horas, con un encierro de toros bravos de la ganadería Los Banyones. Limón, Picadillo, Cardinoso, Gañito, Mancito, Cardilisto serán sus fieros protagonistas.

Tras la carrera, se exhibirán dos toros de Los Banyones y el astado de la penya Stan-k. A las 17.00 horas, continuarán los astados del hierro de Abilio y Ramiro Hernández y la Ramadería Mijares. Los primeros bous embolats saldrán al coso a las 20.00 horas, de la mano del patrocinado por los miebros de Stan-k y la penya La Siesta. Ya por la noche, llegarán los ejemplares de las agrupaciones SAE-40 y Pirata & Cía. H