+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

protección del medio ambiente y salubridad pública

Orpesa endurece las sanciones a los propietarios de solares sucios

Las multas podrían ser de hasta 1.500 euros e, incluso, aumentar si se produce reiteración. El nuevo equipo de gobierno trabaja en modificar la ordenanza por cuestiones de salud y seguridad

 

La alcaldesa de Orpesa, María Jiménez, en un solar en estado de abandono ubicado en el término municipal. - BELLIDO

EVA BELLIDO
09/09/2019

El Ayuntamiento de Orpesa está tomando cartas en el asunto en cuanto a la limpieza de los solares privados se refiere e impondrá sanciones para velar por su mantenimiento por cuestiones de salubridad, medioambientales y de seguridad. El nuevo equipo de gobierno trabaja en la modificación de la actual ordenanza con la finalidad de incorporar algunas novedades que garanticen el buen estado de los mismos y evite plagas e incendios, según informó la alcaldesa, María Jiménez. El texto renovado especificará el tipo de infracciones y multas que podrían ser de hasta 1.500 euros, según avanzó la munícipe. El objetivo es evitar los vacíos legales y dar una mayor garantía y seguridad jurídica.

Asimismo, quedarán mejor establecidas las reglas relativas a la conservación de los terrenos y parcelas en las debidas condiciones para proteger el medio ambiente y la salubridad pública.

Vallado obligado // Además, se volverá a incluir la obligación del vallado, «que durante el anterior equipo de gobierno se derogó», según añadieron fuentes municipales. El objetivo es evitar así que se vacíen, arrojen o depositen basuras, escombros, mobiliario, electrodomésticos, restos vegetales, materiales de deshechos y, en general, cualquier otra clase de materia residual. De este modo, se pretende tener desarrolladas de manera más detallada las obligaciones de los propietarios. De no cumplirse estas, se les podrá sancionar y, si hay reiteración, cada vez la multa podría ser, incluso, mayor.

Los técnicos del consistorio ultiman la actualización de esta ordenanza y se prevé que se elevará para «su aprobación en un pleno en los próximos meses, probablemente en octubre», según estimó Jiménez. Aunque, seguramente, no entrará en vigor hasta final de año debido al periodo de un mes establecido para presentar alegaciones, la resolución de las mismas y su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

El estado de abandono de solares puede acarrear graves problemas como un mayor riesgo de incendios, debido a matorrales y ramas secas, acumulación de basura y suciedad, así como la creación de numerosas plagas, lo que puede terminar siendo un problema grave de salubridad. Una circunstancia que se acentúa cuando los terrenos no se encuentran vallados, ya que en estos casos cualquier persona puede depositar residuos o escombros, que no tienen por qué ser del propietario. Por ello, también se retomará la obligación de tenerlos vallados, para evitar daños al medio ambiente y mala imagen.