+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

dañado por el temporal Gloria

Orpesa iniciará la reparación del emisario submarino este mes para estar listo durante el verano

El plan incluye el control de calidad del agua en zona de baño durante los trabajos

 

La desconexión del emisario está a 450 metros de la costa de Orpesa. - MEDITERRÁNEO

M. Martinavarro
19/05/2020

Orpesa iniciará este mes los trabajos de reparación del emisario submarino de aguas residuales, una instalación que fue dañada tras el paso del temporal Gloria en enero por el municipio. El coste de la actuación asciende a 816.045,31 euros, tal y como consta en el anuncio de adjudicación a Drace Infraestructuras S.A. Tramitado de emergencia, el documento recoge que entre los días 19 y 23 de enero las zonas del este peninsular e Illes Balears se vieron afectadas por la borrasca Gloria y el 23 de enero se comunicó a la Epsar que el temporal sacó un tubo de polietileno de 700 mm de diámetro, de las mismas características que el del emisario de Orpesa, comprobándose posteriormente los daños y la situación de precariedad de la instalación, que debía ser subsanada de forma inmediata para su correcto funcionamiento.
El concejal del área, Jordi Llopis, indicó ayer que el plazo de ejecución de esta obra es de cuatro meses, «aunque podrían estar lista en la mitad del tiempo, ya que las condiciones del mar en esta época favorecen los trabajos submarinos». La función de esta canalización «es llevar mar adentro las aguas depuradas de la Edar para facilitar su dilución y que cualquier tipo de contaminación no llegue a las zonas de playa y garantizar que estas son aptas para el baño», informó.
Actualmente existe una desconexión total del emisario a una distancia de 450 metros de la costa, muy próxima a playas con actividad de baño, con lo que la reparación «se considera de carácter urgente, pues hay que restituir la continuidad hidráulica del emisario para evitar que nuevos temporales puedan magnificar los importantes daños».
Los trabajos, que se llevarán a cabo por parte de la Epsar, consistirán en retirar toda la tubería que no esté correctamente apoyada y lastrada en el fondo marino, sustituyéndola por reposición entre dos puntos, y en un dragado en las zonas de los difusores. Esta última acción, «la más costosa de todas, está previsto que esté lista a finales de junio», avanzó.
Los técnicos «comenzarán esta semana la inspección inicial de las zonas de reparación». Además, se elaborará un Programa de Vigilancia Ambiental de la calidad de agua para zona de baño y se analizarán los parámetros antes del inicio de la reparación del emisario y, de forma semanal, durante las actuaciones.