+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

VALORADA EN MÁS DE 6.000 EUROS

Orpesa instalará una cámara termográfica para medir la temperatura en el ayuntamiento

Si detecta que alguien tiene fiebre, lo derivarán al centro de salud para que le hagan pruebas por si es coronavirus

 

La alcaldesa, María Jiménez (d), y la edila de Sanidad y Seguridad, Araceli De Moya (i), durante una reunión. - BELLIDO

EVA BELLIDO
11/05/2020

El Ayuntamiento de Orpesa reforzará la protección de los edificios municipales para garantizar la seguridad cuando tengan que reanudar la atención al público. Para ello, una de las principales medidas que tomarán será la instalación de una cámara termográfica en los accesos al consistorio, que permitirá medir la temperatura a todas las personas que accedan, tanto a los vecinos como los trabajadores, según anunció la concejala de Sanidad y Seguridad, Araceli de Moya.

Cuando el dispositivo detecte que alguna persona tiene fiebre, esta será derivada al centro de salud para que le hagan pruebas que determinen si es por el covid-19. «Creemos que es necesario llevar un control de las personas que entran al ayuntamiento para evitar su propagación y garantizar que Orpesa sea una zona segura y libre del virus», apuntó.

Esta cámara, que supone una inversión de 6.339 euros, será portátil, por lo que se podrá trasladar a otros edificios municipales cuando sea necesario.

Aparato para filtrar el aire

Además, comprarán un aparato de filtración para poder tener aire puro en las dependencias locales. «Probaremos con uno y, si vemos buenos resultados, adquiriremos más para el resto de edificios», indicó De Moya. Su coste es de 1.500 euros para una estancia de unos 40 metros cuadrados.

Por otro lado, el equipo de gobierno estudia también adquirir tests para todo el personal del consistorio que esté en contacto directo con ciudadanos, además de hacer buen acopio de gel, mascarillas o guantes. Para todo ello, el Ayuntamiento ha reservado una partida de 20.000 euros.

Protocolo de seguridad

Por su parte, la alcaldesa, María Jiménez, destacó que estas medidas forman parte del «protocolo de seguridad» que están llevando a cabo desde el equipo de gobierno para que «todo el personal esté totalmente seguro en el momento en que digan que hay que abrir al público, así como también los vecinos de Orpesa».

La munícipe recordó que, además, han comprado mamparas de metacrilato para los mostradores, surtidores de gel desinfectante y marcarán los espacios para la distancia de seguridad. 

Temas relacionados