+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

actos en honor al santo

Pasacalle de récord en Burriana

La plaza José Iturbi albergó una gran hoguera a la que los participantes pudieron dar tres vueltas. Reparten 3.500 rollos a miles de vecinos en las celebraciones de la zona marítima y casco urbano

 

La quema de la hoguera estuvo amenizada con danzas tradicionales. - MARTÍ

Los caballos fueron protagonistas destacados en el día de Sant Antoni. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
22/01/2018

Alrededor de 3.500 rollos se repartieron ayer en Burriana con motivo de las celebraciones en honor a Sant Antoni, patrón de los animales. Hubo reparto por la mañana en los poblados marítimos y por la tarde, frente a la iglesia parroquial de la Mercé, justo en el punto en el que el párroco bendecía a las mascotas.

Los caballos tuvieron gran parte del protagonismo en esta festividad. Por la mañana, con el tradicional almuerzo en el arbolado del antiguo cámping y el posterior cercavila por los poblados marítimos de el Puerto. Y, frente a la iglesia de la Virgen del Carmen, la bendición y reparto de rotllos. Fue, además, la primera oportunidad para que los vecinos pudiesen sacar a bendecir a sus animales de compañía.

Pero sin lugar a dudas, el desfile más multitudinario es el que tuvo lugar por la tarde. A las 18.00 horas partió la comitiva desde la plaza del Ayuntamiento para realizar un trayecto urbano de más de tres cuartos de hora de duración. A lo largo del recorrido que encabezaban los caballos y diversos mansos, se fueron sumando vecinos que, tras ver el pasacalle, se incorporaron en la cola para continuar la procesión hasta la Mercé de Burriana.

Una vez allí, las reinas falleras, Judit Pesudo y Ana Giménez, mayor e infantil respectivamente, y sus cortes de honor, repartieron los productos típicos a los numerosos participantes.

MASCOTAS PECULIARES // En la jornada se vio una fauna de lo más variada. Los más multitudinarios, los perros, de todas las razas. Pero tampoco faltaron gatos, conejos, hurones, pájaros, tortugas e incluso una cabra, sin olvidar los caballos, burros y matxos.

Tras la bendición y la recogida del rollo, la comitiva continuó hasta el aparcamiento del antiguo matadero. Allí, en la plaza José Iturbi, se prendió fuego a una gran hoguera para que los que quisieran pudieran darle tres vueltas, eso sí, alejados del fuego por la intensidad del calor, más en una jornada que contó con una temperatura agradable y extraña para el mes de enero.

El Grup de Danses L’Arenilla puso la nota de folclore con sus danzas tradicionales y animando a los que así quisieron animarse a participar en un bureo.

La edila de Fiestas, Lluïsa Monferrer, valoró como «muy positiva y exitosa» la participación. «Cada vez hay más gente que desea bendecir a sus animales y sumergirse en este ambiente festivo y, a la vez, tradicional», añadió.