+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el alto nivel en la bocana dificulta las maniobras de las embarcaciones

Peñíscola pide regenerar las Viudas con la arena del dragado del puerto

El Ayuntamiento quiere evitar que el material se deposite en la playa Sur. El último temporal deja totalmente destrozado este tramo de la costa

 

PEÑÍSCOLA
08/02/2017

Los temporales que han azotado en las últimas semanas la costa de Castellón han afectado de forma especial a la playa de las Viudas de Peñíscola, ya que el fuerte oleaje la ha dejado prácticamente sin arena. Un fenómeno de regresión, que apenas se ha dado en las principales playas del municipio, la Norte y la Sur, y que las autoridades locales esperan resolver. Para ello, aprovechando los próximos trabajos de dragado del puerto, se ha pedido que la arena a extraer de la bocana sirva para recuperar el aspecto inicial de este trozo de costa.

El edil de Servicios, Alfonso López, ha señalado que han hablado con Costas y la Generalitat «para plantear la posibilidad de que el depósito de la arena se haga en las Viudas y, de paso, se recupere el aspecto que tenía antes del invierno». Con ello, también se quiere evitar que el material sacado del puerto se acumule en la playa Sur, tal y como se había venido haciendo en las ocasiones anteriores. Desde el pasado verano, este enclave cuenta con bandera azul y se busca evitar la pérdida de este reconocimiento como consecuencia de esta actuación de mantenimiento.

en primavera // La Conselleria de Obras Públicas anunció, a finales de noviembre, la previsión de que la extracción de la arena en el recinto portuario se haga esta primavera. La cofradía de pescadores local reclamó que se actúe con la mayor urgencia posible, ya que el nivel en la bocana está elevado, lo que dificulta las maniobras de las embarcaciones en días de temporal. El patrón mayor del colectivo de marineros, Miguel Castell, indicó que el temporal registrado en el mes de diciembre «obligó a algunas a tener que hacer noche en el puerto de Vinaròs, porque era muy arriesgado entrar en Peñíscola».

Desde la administración autonómica se indicó ayer que la tramitación sigue su curso y ya se ha adjudicado la asistencia técnica. Ahora, falta realizar la batimetría, es decir, los análisis de la calidad de la arena para conocer los usos que se le puede dar. La última vez que se dragó este puerto fue en primavera del 2012.

De forma paralela, el Ayuntamiento de Peñíscola trabaja para solicitar las ayudas de las diferentes administraciones para recuperar el aspecto de la costa local antes de Semana Santa. La estimación de los técnicos municipales y las empresas concesionarias indica que el coste de los daños del temporal asciende a más de 460.000 euros, fundamentalmente en elementos como duchas, lavapiés, conducciones de agua y las pasarelas de madera.