+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

CAMBIO EN LA ORDENANZA DE LA COSTA DE ALCOSSEBRE

El pleno de Alcalà aprueba el fin de la reserva de sombrillas en la playa

Las máquinas de limpieza sufren problemas debido a esta costumbre. La modificación quiere acabar con los conflictos detectados entre usuarios

 

Desde el equipo de gobierno pretenden que esta temporada haya una concienciación mayor de los bañistas. - ROIG

BARTOMEU ROIG
24/06/2017

Los cambios en la ordenanza de playas de Alcossebre estarán en vigor este mismo verano, de modo que la administración local ya dispondrá de herramientas normativas para impedir el fenómeno de las reservas de hamacas y sombrillas en la primera línea de costa desde horas muy tempranas.

Un pleno extraordinario, celebrado ayer, dio el visto bueno a esta modificación, que viene motivada por los problemas detectados en los últimos tiempos. La concejala de Turismo, Alejandra Roca, mencionó que en los años anteriores «se produjo un incremento considerable de gente que dejaba abandonados objetos para reservar sitio, incluso a las seis de la mañana, lo que había generado conflictos entre los usuarios».

Esta conducta no solo afecta a la convivencia entre los bañistas, sino que causaba quebraderos de cabeza entre los propios empleados dedicados a la limpieza y el mantenimiento. «El ejercicio pasado se tuvo que retirar un conjunto de sombrillas porque la máquina no podía salir de la arena», detalló la edila ante el resto de la corporación municipal.

Todos los grupos políticos dieron respaldo a la iniciativa, aunque el portavoz del partido socialista, Joan Ronchera, acusó al equipo de gobierno de «falta de diligencia, ya que han esperado casi 12 meses en pasarla a pleno, de modo que todavía queda un periodo de exposición pública de 30 días, por lo que no entrará en vigor hasta la segunda semana de agosto». Roca respondió que en este 2017 no contemplan aplicar todavía las sanciones, sino que prefieren «concienciar a la gente e informar a todo el mundo de los cambios de la normativa para que se acostumbren a hacer un uso responsable del litoral».

MULTAS // La ordenanza modificada, una vez pase el periodo de moratoria, establece que la presencia de sombrillas, mesas y sillas colocadas sin propietario, con la finalidad de coger únicamente espacio, tendrá la consideración de infracción leve, con lo que la multa podría llegar a ser de 750 euros. Por otro lado, los empleados municipales tendrán la potestad de retirar estos elementos «cuando sean una dificultad añadida para la limpieza». Serán devueltos cuando el reclamante justifique la propiedad.