+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Comarcas

 

LA LIMPIEZA DEL MUNICIPIO, "UNA PRIORIDAD"

Policías de paisano vigilarán la recogida de cacas de perro en l'Alcora

El Ayuntamiento toma medidas ante una de las principales quejas ciudadanas

 

Policías de paisano vigilarán la recogida de cacas de perro en l'Alcora -

JAVIER NOMDEDEU
11/07/2019

El Ayuntamiento de l’Alcora está decidido a solucionar la problemática de los excrementos de perros en los espacios públicos, una de las principales quejas vecinales actualmente.

El alcalde, Samuel Falomir, dio a conocer ayer que el consistorio implantará «de forma inminente» la vigilancia de policías locales vestidos de paisano, tras haber recibido nuevas instrucciones por parte de la Delegación del Gobierno que vuelven a posibilitar poner en marcha esta medida para reforzar los controles.

«Es necesario tomar decisiones ante esta problemática, que causa un gran malestar entre los alcorinos, además de generar malos olores, falta de higiene y una mala imagen de las calles de la ciudad», explicó el primer edil.

El objetivo es descubrir en el acto a las personas que no recogen la caca de sus mascotas, incumpliendo la ordenanza municipal de convivencia ciudadana.

Al respecto, Falomir recuerda que la normativa contempla sanciones económicas para este tipo de infracción, que van desde los 100 hasta los 750 euros.

REUNIÓN // Ayer por la mañana, el munícipe mantuvo un encuentro con el inspector jefe de la Policía Local, Salvador Doménech, para abordar los detalles de la puesta en marcha de la iniciativa.

«Lo que pretendemos es, sobre todo, ejercer una presión y disuasión cara a los infractores», remarcó el munícipe, haciendo hincapié en que «no es justo que tenga que pagar todo un pueblo por las malas prácticas y el incivismo de unos cuantos».

Asimismo, el primer edil puso en valor la concienciación y dijo que «mantener el municipio limpio es una prioridad y ha de ser responsabilidad de todos».