+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA VALL D’UIXÓ

Prohíben instalar los castillos hinchables dentro de colegios

La concejala de Educación indica que pueden colocarse en la calle sin problema

 

Solo cuatro colegios habían pedido autorización para colocar castillos. - MIRA

MÒNICA MIRA
12/06/2018

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó hizo llegar la semana pasada una notificación a los equipos directivos de los centros escolares de la ciudad en la que indican que «queda terminantemente prohibida la instalación de cualquier tipo de juego o de castillo hinchable y otra atracción de características similares en los patios de los colegios públicos de la localidad».

La medida, que ha generado malestar entre las AMPA de algunos centros, en concreto cuatro, que ya tenían previsto incluirlos en sus fiestas de fin de curso que tendrán lugar la semana próxima, está fundamentada en dos cuestiones, una de seguridad y otra administrativa, según la concejala del área, Carmen García.

DESPERFECTOS EN LOS PATIOS 

La primera, como precisa el documento, es que «los técnicos municipales indican que los castillos deben anclarse al suelo». Esta condición indispensable para que pueda desarrollarse la actividad sin problemas supone que tendrían que agujerear el firme de los patios escolares, a lo que el Ayuntamiento vallero se opone con firmeza. «No vamos a autorizar ninguna actividad que pueda provocar desperfectos en unas instalaciones que tanto nos está costando tener en perfectas condiciones», apunta García.

El segundo inconveniente con el que se han encontrado quienes pretendían instalar este tipo de atracciones infantiles para clausurar el ejercicio lectivo es que, con todo, «la administración competente para autorizar estas actividades en los centros públicos es la dirección territorial» y no se ha tramitado la solicitud.

Sin embargo, la edila de Educación advierte que esta no es una medida sin alternativa. La que se les ha ofrecido a las AMPA es que «realicen los eventos en la calle, no dentro de los colegios. En ese caso sí que tendrán la necesaria autorización municipal».