+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

CELEBRACIONES EN HONOR A LA SAGRADA FAMILIA

Reina y damas lucen sus mejores galas en la cena que anuncia el final de los festejos

Esta noche el ‘empedrao’ popular clausurará la semana de actos festivos. Unas 200 personas participan en una cita que, para realzarla, ha cambiado de día

 

En la cena de gala participaron, además de la reina y su corte de honor, las autoridades municipales, encabezadas por la alcaldesa, Tania Baños. - JUAN CARLOS MOCETE

200 personas quisieron sumarse a esta tradicional cita gastronómica. - JUAN CARLOS MOCETE

M. MIRA
14/10/2017

Las fiestas de la Sagrada Familia y el Santístimo Cristo de la Vall d’Uixó están llegando a su fin. La actividad ha bajado de intensidad y las últimas citas apuestan por la gastronomía, como mejor manera de estrechar lazos y dejar un buen sabor de boca, después de muchos días de actos de todo tipo que han tenido una participación muy destacada.

Ayer tuvo lugar uno de los actos más emotivos, después de su presentación, para la reina de las fiestas, Meritxell Aragonés, y las integrantes de su corte de honor. Todas ellas tuvieron la oportunidad de volver a ponerse el traje blanco con el que iniciaron su andadura festiva «y revivir las sensaciones del primer día», según aseguró la joven representante de la ciudad, que calificó la cena de gala como «muy especial».

CLAUSURA PARA TODOS / Tradicionalmente, este acto, al que asistieron 200 personas, se celebraba el último sábado, pero la comisión decidió introducir algunos cambios para que el día de clausura de la programación fuera más popular, dado que en la cena de anoche, aunque está abierta al público, suele haber menor participación. Es por ello que se ideó introducir otra cita gastronámica multitudinaria, la de la caldereta y trasladar el empedrao para rematar la semana.

La importancia que tiene para la comisión la cena de gala se constató en el hecho de que fue el único acto programado para ayer, al igual que sucederá hoy con el empedrao para el que se espera repetir el éxito de la caldereta, rondando o incluso superando los 2.000 comensales.

Después de muchos días de compromisos, obligaciones y citas imprescindibles, la comisión celebró por todo lo alto el que consideran un buen balance, a pesar del único incidente relevante registrado estos días: el fallecimiento de un toro apenas unos segundos después de ser embolado, como consecuencia del brutal impacto que sufrió al embestir contra los barrotes de la ratera instalada en los bajos del edificio de la comisión. Esta sería la excepción para una normalidad de la que se felicitan los organizadores, especialmente porque se ha vuelto a constatar que estas fiestas cuentan con un seguimiento masivo de los vecinos, tanto en actos tan tradicionales como los del triduo religioso, como los taurinos, que han congregado cada día a aficionados venidos de los municipios de la comarca, atraídos por la calidad del cartel.

La cena también se convirtió en una merecida recompensa para los miembros de la comisión, que se encargan de garantizar el buen desarrollo de los actos programados. Así, igual se les ve repartiendo cañas, que repartiendo cirios o coordinándose para que en citas tan multitudinarias como el empedrao, los asistentes solo tengan que esperar.