+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

pararon los trabajos en el 2015

Reivindican el centro de la Vall para enfermos de alzhéimer

El nuevo presidente de la AFA local se marca como reto desbloquear la obra

 

El nuevo presidente de AFA se reunió con Tania Baños y Antoni Llorente. - MEDITERRÁNEO

R. D. comarcas@epmediterraneo.com LA VALL D’UIXÓ
26/01/2018

Culminar las obras de la residencia para enfermos de alzhéimer Laure Barrachina de la Vall d’Uixó. Ese es el principal objetivo de Luis Ambou, nuevo presidente local de la Asociación Provincial de Familiares de Personas con la Enfermedad de Alzhéimer y Otras Demencias (AFA). Una petición que trasladó ayer a la alcaldesa, Tania Baños, y al concejal de Servicios Sociales, Antoni Llorente. En el encuentro también participó el presidente de AFA-Castellón, Emilio Marmaneu.

Ambou demandó a la munícipe un «esfuerzo compartido» para finalizar el edificio, que arrancó en el año 2013 en una parcela municipal, en el antiguo colegio Cervantes, con una inversión de 2,2 millones de euros. El proyecto se paralizó a finales del 2015, ante la falta de financiación por parte del Gobierno de España.

más servicio // Alcanzar esa meta permitiría ayudar a 50 personas, frente a las 25 que reciben cuidados actualmente en el centro de día de la calle Balmes, así como a las cinco que son atendidas en sus domicilios en el municipio.

Baños agradeció públicamente al anterior presidente, Felip Miralles, «todo su trabajo desinteresado en la lucha contra esta enfermedad» y remarcó que el nuevo representante «continuará con esta labor», que actúa «en una parte donde las administraciones no pueden llegar».

colaboración // La primera edila mostró su apoyo al proyecto de AFA y afirmó que desde el Ayuntamiento van «a seguir colaborando con esta causa», para continuar avanzando en la construcción de la residencia «cara a que sea una realidad que mejore la calidad de vida de las personas que sufren esta enfermedad».

Por su parte, el propio Ambou elogió la trayectoria desempeñada por su antecesor, junto a un equipo asistencial «maravilloso» formado por 13 personas y 46 voluntarios que realizan «una labor humanitaria extraordinaria».