+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

VINARÒS

Repartirán 4.000 raciones de paella en Sant Sebastià

Para la festividad reforzarán la vigilancia policial con un dron

 

Miembros de la brigada cocinan la paella que se reparte a los vecinos. - FLORES

JAVIER FLORES
16/01/2020

Vinaròs celebrará el lunes 20 de enero la fiesta de su patrón, Sant Sebastià, cuya programación fue presentada ayer por el alcalde, Guillem Alsina, y los concejales de Interés Turístico y Promoción de la Ciudad, Marc Albella y de Transición Ecológica y Medioambiente, Hugo Romero, respectivamente. Una festividad que se prevé como siempre multitudinaria, y para la que esperan repartir unas 4.000 raciones de paella cocinada por miembros de la brigada municipal.

La jornada arrancará con la tradicional romería, que partirá a las 7.30 horas desde la iglesia arciprestal en dirección al santuario de la Misericordia. A las 9.00 celebrarán la misa de peregrinos, a las 11.30 tendrá lugar los bailes tradicionales, a cargo de la Colla de Dolçaina i Tabal. Al mediodía será la misa mayor, mientras que el reparto del arroz comenzará a las 13.30 horas. La entrega se hará en esta ocasión con tuppers de cartón reciclado y plástico biodegradable, que contendrán dos raciones de paella al precio de un euro, dinero que destinarán a una causa social. Los tíquets ya pueden adquirirse en la planta baja del consistorio y se podrán comprar el día 20 en la plaza hasta agotar las existencias.

SERVICIO DE BUSES // Además, para facilitar la subida al ermitorio, habrá un servicio de autobuses. El horario será de las 9.00 a las 16.40 horas desde el Palacio de Justicia, con frecuencias de 10 minutos, y el de regreso a la ciudad de 9.30 a 17.20 horas, también cada 10 minutos.

La jornada previa, el domingo 19, se celebrará Sant Canut, en la plaza del de la ermita. Respecto al dispositivo de seguridad, habrá refuerzos especiales, con presencia de policía motorizada por el recinto de la ermita y la utilización de un dron para poder controlar que no se haga fuego fuera de las zonas habilitadas.