+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CABANES / TORREBLANCA

Las reses vuelven a pastar en el Prat tras 25 años de veto

Las vacas de Fernando Robres, de carne ecológica, son las primeras en entrar

 

Vacas y terneras vuelven a pastar, tras un cuarto de siglo de prohibición, en el Prat de Cabanes-Torreblanca - MEDITERRÁNEO

R. D.
06/02/2018

Las vacas del ganadero Fernando Robres, el único productor de ternera ecológica de la Comunitat Valenciana, hicieron ayer su entrada en el parque natural del Prat de Cabanes-Torreblanca tras un viaje trashumante de tres días a pie desde Vistabella, donde pastan habitualmente.

La iniciativa es fruto del levantamiento --por parte de la Conselleria de Medio Ambiente y de la dirección del Prat-- del veto que en 1993 impusieron al acceso de reses a este espacio protegido. Un levantamiento de la prohibición que se toma «teniendo en cuenta los beneficios para el medio que estos animales proporcionan, al limpiar la zona de manera natural y sin agredir el entorno».

El ganadero Robres describió el trayecto: «Ha sido un camino duro por las condiciones climáticas, pero estamos contentos de poder participar en este proyecto».

GERMÁN VIDAL // Y pronto llegarán también los animales del hierro local de Germán Vidal que ayer, en el acto oficial de entrada del ganado en este área, recordaba como «25 ó 30 años atrás habían cinco ganaderos pastando dentro del Prat de Cabanes-Torreblanca durante todo el año». Para Vidal, «en ese momento este espacio se encontraba en mejor estado que nunca, ya que los animales se ayudan unos a otros y se facilitan mejores condiciones dentro del ecosistema de las que pueden ofrecer las personas».

La edila de Medio Ambiente de Cabanes, Dolores Torreblanca, mostró su satisfacción por «volver a cuidar el Prat como se hacía tradicionalmente, como la gente que lo ama ha reclamado durante tanto tiempo». Una medida que además permitirá evitar los incendios en el parque.

Ayer llegaron un total de 30 vacas de carne a las que se unirán en unos días las de Vidal, que pacerán una zona de unas 40 hectáreas acotada por los técnicos de la Generalitat. La directora del espacio, Aurora Quero, señaló que «se hará un seguimiento para ver cómo responde el ecosistema».