+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

NULES, LES ALQUERIES, BETXÍ, LA VILAVELLA, ARTANA Y ESLIDA

Seis municipios de la Plana Baixa planean unir los servicios sociales

 

Imagen de la reunión mantenida con los responsables municipales de los seis municipios. -

MÒNICA MIRA
31/07/2020

Seis municipios de la Plana Baixa --Nules, les Alqueries, Betxí, la Vilavella, Artana y Eslida-- han empezado a explorar esta semana las ventajas que les reportaría crear una mancomunidad para compartir recursos de servicios sociales, en respuesta al decreto aprobado el 6 de mayo por el Consell para regular el mapa de este departamento en la Comunitat.

En el primer encuentro, al que asistieron representantes de todos los ayuntamientos, a excepción de les Alqueries y Artana, se realizó una primera aproximación sobre las posibilidades de este proyecto y, como informó David García, alcalde Nules, «vemos favorablemente esta propuesta, de manera que hemos acordado solicitar a los respectivos técnicos municipales los informes pertinentes para poder constituir este organismo».

Donde valoran de entrada con escepticismo esta opción es en les Alqueries. Su alcaldesa, Esther Lara, explicó ayer que «nuestro servicio funciona perfectamente», aunque no descartan nada a priori. Consideran que «es una posibilidad que tendremos que estudiar, porque si es para mejorar les Alqueries no hay ningún inconveniente».

En Betxí, su alcalde, Alfred Remolar, incidió en que esta área de gestión «es fundamental en la política local», de ahí que considere que si de ese trabajo se pueden conseguir objetivos colectivos positivos, «sería importante».

En lo que Remolar coincide con su homóloga de la Vilavella, Carmen Navarro, es en la importancia de que la distribución de los recursos compartidos se haga «de manera proporcional», pues entienden que hay que atender a la población de cada cual, sin que eso suponga un menoscabo de la prestación que se ofrezca en los pueblos con menos habitantes.

A través de este proyecto, como remarcaron Navarro y el alcalde de Artana, Enrique Vilar, sus pueblos podrían optar a atenciones que no tienen por falta de presupuesto, como educadores sociales o asesores jurídicos en cuestiones como la violencia de género. Y es que, como señaló la alcaldesa de Eslida, Lucía Doñate, en una mnacomunidad podrían «optar a una serie de servicios que reforzarán el trabajo que hace el equipo base, que tenemos al 50%».

Una vez todos los municipios implicados compartan la disposición a integrarse en la entidad supramunicipal, será necesario elaborar una propuesta de organización que deberá contar el con el beneplácito de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, previo a su aprobación en el pleno de cada ayuntamiento.