+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

LOS FAMILIARES SOLICITAN 400.000 EUROS DE RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL

Los taurinos avalan la actuación de la Vilavella ante la cogida mortal

Desde la federación de la Comunitat se asegura que todo «estaba en regla». El presidente opina que el consistorio y la comisión «hicieron lo que tenían que hacer»

 

Los hechos objeto de la denuncia ocurrieron el pasado 30 de agosto. - MEDITERRÁNEO

B. ROIG comarcas@epmediterraneo.com CASTELLÓN
13/08/2017

Los colectivos de bous al carrer de la Comunitat se ponen del lado del Ayuntamiento de la Vilavella y de la asociación Sant Xotxim, en relación a la reciente demanda por responsabilidad patrimonial presentada por la familia de un aficionado muerto en un festejo del pasado año. La reclamación económica al consistorio se fija en 400.000 euros, ya que creen que hubo una serie de presuntas irregularidades en el recinto.

El presidente de la Federación de Peñas de Bou al Carrer, y de la Unión Taurina de la Comunitat Valenciana, Vicente Nogueroles, ha indicado a Mediterráneo que el día de esa actividad --el pasado 30 de agosto-- «se tenía todo en regla y toda la documentación en vigor; pensamos que la familia tiene todo el derecho de presentar lo que considere oportuno, pero creemos que no existen motivos para que prospere».

Nogueroles añadió que, tras la muerte de Óscar Manuel López Isach, «la Generalitat acudió para informarse de lo que había ocurrido, analizó los hechos y no actuó más». Para el dirigente de la federación, «los aficionados, la peña y el ayuntamiento hicieron todo lo que tenían que hacer, por lo que creo que deben estar tranquilos», ante la notificación.

Además, concluyó que, pese a haberse seguido la legislación vigente, «siempre puede ocurrir una desgracia, y es algo que todos debemos tener claro».

ESTUDIO / Esta semana, tanto la comisión de Sant Xotxim como la corporación de la Vilavella recibieron el aviso de las acciones legales interpuestas desde la familia del aficionado fallecido. Entre sus argumentaciones, se indica que la vía en la que se desarrolló la celebración taurina era «estrecha y angosta», y que no se encerró al toro tras la cornada. Algo que el alcalde, Manel Martínez, negó ayer a este rotativo. Los servicios jurídicos del consistorio ya están estudiando el caso, mientras que ya se ha convocado un encuentro urgente con todas las comisiones festivas para informarles de la situación. Martínez afirmó que el reglamento «se cumplió a rajatabla» ese día.