+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

nules 3 recta final a un largo proceso

La última fase del Pedro Alcázar, pendiente de la recepción de obra

Los alumnos de Infantil aguardan el momento de estrenar las dependencias. El conseller Marzà no da plazos, pero afirma que solo falta verificar las aulas

 

El conseller Marzà detalló ante los medios y las autoridades municipales que el traslado llegará en breve. - MORA

NULES
21/01/2017

Los alumnos de educación Infantil del CEIP Nou Pedro Alcázar de Nules ya solo están pendientes para poder utilizar las nuevas instalaciones de que se cumpla el trámite de la revisión de las obras y se realice la recepción de las mismas. Así lo manifestó ayer el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, que visitó el centro.

Tras ocho años de espera, en los que, tal y como recordaron el alcalde de la ciudad, David García; y el concejal de Educación, Ramón Canut, «una generación de escolares ha tenido que pasar toda su vida lectiva en barracones», a finales del 2015 se iniciaban las obras del nuevo centro, cuya primera fase acabó a tiempo para que los estudiantes de Primaria iniciasen el presente curso «ya en unas condiciones dignas».

Desde entonces, se ha acometido la segunda fase, que comprende las aulas de Infantil y el comedor. Las actuaciones ya están concluidas pero, como recordó Marzà, «queda pendiente la revisión de las mismas para que se verifique que todo es correcto, sobre todo por cuestiones de seguridad, y comprobar que el dinero público está bien invertido».

El conseller no aventuró ninguna fecha sobre cuándo podrán estrenar sus clases los niños de Nules, así como los del Honori García de la Vall d’Uixó, que se encuentra en la misma situación, si bien se mostró confiado en que sea antes de lo que esperan.

Tras la visita que realizó en su momento el secretario autonómico de Educación a las obras, Marzà acudió ayer «no a hacer una inauguración, sino a hablar con los profesores y a ver cómo se están utilizando unas instalaciones que hacían mucha falta», dijo.

Tanto Marzà como la directora del Nou Pedro Alcázar, Carmen Ballester, destacaron la labor de los docentes «que ha sido clave en todo momento». Para el conseller, el colegio nulense «es un ejemplo de que este Gobierno autonómico cumple su compromiso con la educación pública» y afirmó que «no fue una casualidad el inicio de los trabajos», ya que aceleraron los trámites tanto como pudieron, después de que el actual equipo de gobierno de Nules «asumiese esta actuación como una prioridad», tal como recordó el primer edil.

Tras el recorrido por las aulas, Marzà asistió a la apertura de las primeras Jornadas Educativas para Padres y Docentes de Nules, que se desarrollan este fin de semana en la localidad y que, tal como destacó el conseller, «suponen una iniciativa de gran interés pedagógico para todos».