+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PEÑÍSCOLA FUNERAL

Último adiós multitudinario al académico Alfred Ayza

  •  El presidente de la Generalitat, José luis Olivas, presidió oficialmente el sepelio


  •  Sus compañeros de la
  •  

    Último adiós multitudinario al académico Alfred Ayza - Foto:ROIG

    Último adiós multitudinario al académico Alfred Ayza - Foto:ROIG

    BARTOMEU ROIG PEÑÍSCOLABARTOMEU ROIG PEÑÍSCOLA 13/02/2003

    El secretario de la Acad¨mia Valenciana de la Llengua (AVL), Alfred Ayza Roca, fue despedido ayer por sus conciudadanos en la parroquia de Nuestra Señora del Socorro de Peñíscola. Un templo que se quedó pequeño para dar el último adiós a una figura fundamental de la institución lingüística valenciana.

    El presidente de la Generalitat, José Luis Olivas, estuvo presente en los funerales de Ayza, al igual que otras destacadas personalidades como la presidenta de las Cortes Valencianas, Marcela Miró; el conseller de Educación, Manuel Tarancón; el vicepresidente de la Diputación de Castellón, Víctor Campos; los portavoces parlamentarios Alejandro Font de Mora (PP) y Joaquim Puig (PSOE), o el candidato del PP a la presencia de la Generalitat, Francisco Camps. La práctica totalidad de la corporación municipal, con su alcalde, Andrés Martínez, al frente acudieron a despedir al hijo ilustre.

    Todos los componentes de la Acad¨mia estuvieron presentes en la despedida de su secretario, encabezados por su presidenta, Ascensión Figueres. Otro de los miembros de la institución, el deán de la catedral de Valencia, Ramon Arnau, presidió la misa, en la que se glosó la sólida formación humanística y el carácter extravertido del finado.

    El vicepresidente de la AVL, Josep Palomero, elaboró un escrito leído en el funeral que destacaba "la habilidad de Alfred Ayza para aglutinar discrepancias", además de mencionar "su dignidad en la defensa del valenciano". El texto concluía expresando su valía como "hijo orgulloso que era del herrero del pueblo".

    Al término del oficio religioso, la presidenta de la AVL expresó su pesar "por la pérdida de un buen amigo, que representaba ese equilibrio que se busca en la institución, y que ha sido una pieza clave en momentos decisivos". Figueres también se refirió a "su capacidad de hacerse querer en todos los sitios en los que ha estado, manteniéndose fuerte pero conciliador ante posturas encontradas".