+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

LA VALL DUIXÓ ► reclaman a la generalitat

Unanimidad para pedir revisar la tasa por la prueba de esfuerzo

Todos los grupos municipales, excepto Som La Vall, votan a favor de la solicitud

 

Unanimidad para pedir revisar la tasa por la prueba de esfuerzo -

M. MIRA
27/07/2017

El pleno del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó celebrado ayer aprobó una moción, presentada a instancias del Partido Popular, en la que solicitan al Consell la revisión de la tasa deportiva que se cobra para realizar las pruebas de esfuerzo. Solo Som La Vall se abstuvo, mientras PP, Ciudadanos y los tres partidos del equipo de gobierno coincidieron en el fondo de la reivindicación.

Como explicó el concejal de Deportes, Jordi Julià, que en este caso intervino como portavoz del ejecutivo tripartito, este tipo de temas «requieren estar al lado de lo que demanda la sociedad».

ALARMA SOCIAL

Julià argumentó que las postura del equipo de gobierno responde a las inquietudes de diferentes entidades y clubs locales «que se ven afectados por esa tasa» pero, sobre todo, «por la alarma social que han generado accidentes como el que pasó hace días en Moncofa», que podrían prevenirse realizando estas pruebas periódicamente.

Según el segundo teniente de alcalde, «las instituciones deben facilitar que todas las personas, especialmente las que no tienen recursos, puedan tener esta opción», sobre todo atendiendo a que en las clínicas privadas se pueden conocer los límites físicos de cada deportista por el mismo precio que ahora se establece en el Hospital Provincial de Castellón, pero con la diferencia de que, en el segundo caso, existe «una larga lista de espera».

Esta tasa fue establecida por la consellera socialista Carmen Montón, quien defendió la subida porque no cumplía la norma, al llevar 15 años sin actualizarse. Hace unos días, en respuesta a las mociones aprobadas en la Diputación provincial y distintos ayuntamientos con el apoyo de su propio partido, Montón se limitó a apuntar que se podría bonificar el 5% y animó a la administración provincial a dejar de criticar y a aportar dinero.

Frente a este postura, Jordi Julià dijo que en problemas de estas características «no es cuestión de colores políticos, sino de facilitar el acceso a los servicios públicos a todos los ciudadanos».