+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

les useres fe y tradición

Les Useres renueva su promesa anual de penitencia hasta Sant Joan

Ayer se inició la recogida presencial de firmas en apoyo a que ‘Camins del Penyagolosa’ sea Patrimonio Mundial. Los 12 ‘pelegrins’ y el guía partieron a las 8.00 h. hacia el santuario ubicado en las mismas faldas del Penyagolosa

 

Las calles de les Useres, repletas. - FRANCISCO POYATO

Cientos de personas les acompañaron. - FRANCISCO POYATO

HÉCTOR GOZALBO
26/04/2014

Les Useres se convirtió ayer, como cada último viernes de abril, en el protagonista indiscutible de la comarca de l’Alcalatén. A las 8.00 horas, un ligero viento acompañado por el tañido de las campanas de la parroquia de la Transfiguración del Señor anunciaba la salida de los 12 pelegrins y el guía hacia el santuario de Sant Joan del Penyagolosa. Esta vez, el papel de penitentes lo encarnan Eduardo Pesudo, Enrique Flors, Víctor Fortanet, José Gallén, Vicente Vallés, Joan Moliner, Vicente Palau, César Tomás, Celso Medall, Vicente Castillo, Fernando Mampel, Santiago Mompó; y el de guía, Pedro Gozalbo.

Una representación que evoca la figura de los 12 apóstoles y la del mismo Jesucristo en una antigua tradición que se sumerge de lleno en la Edad Media para pedir la salud, la paz y la lluvia del cielo. Una promesa que ayer renovaron los protagonistas de esta nueva edición, acompañados por los tres cantores, el sacerdote --en esta ocasión, mosén Pepe Aparici, párroco de Vilafranca y Ares--, el representante del Ayuntamiento, los clavarios, el depositario, las promesas y el grupo de las càrregues, que se encargan de llevar lo indispensable para el trayecto.

Con el canto del solemne O Vere Deus, y tras su salida de la iglesia parroquial, los pelegrins, ataviados con sus túnicas azules y repletos de rosarios colgando de sus cinturones, comenzaban el periplo hacia el Penyagolosa, para recorrer finalmente unos 70 kilómetros, entre los dos días que dura la peregrinación. El rezo del Santo Rosario y los cantos en latín les acompañaron durante el trayecto, cuya primera parada tuvo lugar en el ermitorio de Sant Miquel de les Torrocelles.

La subida a la Lloma de Bernat y el Marinet significaron el punto final a la primera jornada penitencial. Después, vino la llegada emotiva y silenciosa a la explanada del santuario de Sant Joan de Penyagolosa, donde cientos de vecinos y curiosos les esperaban.

Tras descalzarse y recibirles el párroco de Vistabella y Xodos, mosén David Solsona, los pelegrins accedieron al santuario. El canto de la oración de Completas, el Himno a San Juan y el rezo del Santo Rosario precedieron a una larga noche de idas y venidas desde la cueva --donde pasan la noche-- hasta el templo. Al mediodía de hoy, los penitentes abandonarán el santuario para regresar a les Useres. En su camino de vuelta, entrarán en la parroquia de Xodos y cantarán el Omnes Sancte.

Por otra parte, el pleno de la Diputación aprobará, con el apoyo unánime del PP, PSOE y Compromís, una declaración institucional de apoyo a la declaración de Camins del Penyagolosa como Patrimonio de la Humanidad. H