+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PREVENCIÓN POR LA ALERTA TERRORISTA

La Vall blinda les Coves de Sant Josep con bloques de hormigón

Los policías que patrullan por la calle llevarán siempre el chaleco antibalas. El acceso al mercado de los viernes se ha cerrado por tiempo «indefinido»

 

MÒNICA MIRA
29/08/2017

Un bloque de hormigón protege el acceso al paseo peatonal de les Coves de Sant Josep de la Vall d’Uixó desde que se decretara la Alerta 4 por riesgo de atentados terroristas y así se mantendrá «por tiempo indefinido», como afirmó ayer la alcaldesa, Tania Baños, tras una reunión de seguridad mantenida entre la Policía Local y la Guardia Civil.

En este encuentro «de coordinación» se establecieron una serie de prioridades para «transmitir a la ciudadanía un mensaje de tranquilidad», dotando a los espacios públicos de las medidas que sean necesarias para «proteger a la gente lo máximo posible».

SEGURIDAD EN EL MERCADO

La colocación de los bloques de hormigón se han extendido también a otros espacios, como es el caso del mercado de los viernes, que requiere de un dispositivo especial al tratarse de un punto de concentración de personas periódico, pero intermitente.

Tania Baños dijo que «como ya se ha podido comprobar», en los accesos principales al recinto del mercado se han colocado estos obstáculos «que pueden provocar molestias, por lo que pedimos la colaboración ciudadana», especialmente por lo que respecta a los comerciantes. La alcaldesa explicó que se les ha informado del establecimiento de unos horarios para la entrada y salida, para facilitarles el trabajo teniendo en cuenta las circunstancias.

Pero las decisiones en materia preventiva no solo afectan a la seguridad de los ciudadanos, sino también a los agentes de la Policía Local. Baños recordó que recientemente el consistorio adquirió un total de siete chalecos antibalas que su sumaron a los tres con los que ya se contaba. A partir de la reunión de ayer «se ha trasladado la orden de servicio para que los turnos de agentes que patrullan por la calle tengan la obligación de ponérselo».

La portavoz municipal aseguró que se trata de una medida necesaria porque «en muchos casos, si los agentes de la policía están a salvo, todos los estamos».

Otro de los acuerdos alcanzados en la reunión fue «reforzar la coordinación entre la Policía Local y la Guardia Civil». Tania Baños explicó que «se cruzará la información para mantener las alertas de forma adecuada». El estado de emergencia actual requiere, desde su punto de vista, de que a través de la colaboración entre los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado y la Policía Local, se puedan «visualizar los problemas más allá de lo cotidiano, los conflictos que no tienen que ver con cuestiones vecinales».

La alcaldesa de la Vall reconoció que a pesar de los dispositivos especiales establecidos «no podemos estar del todo tranquilos», pero el objetivo es «hacer una vida normal» difundiendo el mensaje de que «no tenemos miedo».

En la misma línea, las fiestas patronales de la Sagrada Família, que se celebran en unas semanas, también contarán con un refuerzo en materia de seguridad en los actos más multitudinarios.