+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UN ASTADO SE ENCELA CON VIRULENCIA CON UN CABESTRO

‘Veranero’ levanta expectación en la tercera tarde de ‘bous al carrer’

El ‘victorino’ que brinda Pañuelito verde facilita las rodadas de Dani y Cristian Serra . Los niños cuentan con un parque y una actuación musical de ‘La Glüps in concert’

 

‘La Glüps in concert’ ofreció una animada cita de música para los niños. - MEDITERRÁNEO

Los aficionados disfrutaron de una apasionante tercera tarde taurina. - MEDITERRÁNEO

P. RODRÍGUEZ
25/10/2018

El toro Veranero llegó a Onda en pleno otoño en una jornada de melancolía. La ilusión de su presencia se mezclaba con la tristeza por la ausencia de aquellos que llevaron tantos años el pañuelito verde al cuello. Sonó la trompeta a duelo y salió el esperado ejemplar de la ganadería de Victorino Martín al Raval de Sant Josep.

No abrió tarde el cárdeno pero su aparición sí marcó la tercera tarde taurina de la Fira d’Onda. Desde el cajón, los miembros de la ACT Pañuelito verde estaban más cerca del cielo, de Tomás y de Benjamín. Abajo, delante de la puerta de los cajones, solo Dani Martínez y su faja amarilla. Pero Veranero fue a la suya y se metió por detrás de la caja en un arranque inesperado. De ahí a la zona de la U y de nuevo la misma operación. Lo mejor del victorino lo firmaron Dani, insistiendo a la rodada, y Cristian Serra. Fue encerrado en unos 10 minutos.

INTENSIDAD // El cartel lo estrenaron dos ejemplares del Pilar, destacando el primero, que dejó detalles en el Raval. El segundo tuvo un comportamiento de menos a más, entregándose menos que sus hermanos a los cites.

Tras el descanso, se dio suelta a los dos animales que completaban el encierro financiado por la Junta de Festes d’Onda, en este caso, desde el Pla. Con el número 74 se adornó Cristian Serra de recibo y le marcó las pautas, ya en el Raval, tras dos quiebros. El 130, que cerraba el programa vespertino, enfiló hacia el rodaor de salida, al que tocó sin consecuencias en barrotes. Arrancadas peligrosas que el toro repitió hasta el final, cuando se enceló de forma violenta con uno de los cabestros cuando iba a ser encerrado.

OTRAS CITAS // Con la resaca del multitudinario Sopar de Penyes, con la asistencia de unas 4.500 personas, ayer se celebraron otros actos fuera del ámbito taurino. Los niños disfrutaron del parque infantil Divertwin, incluido en el XVII Festival de Teatro y Animación y La Glüps in concert con un espectáculo musical.

Por la noche, el Teatro Mónaco albergó la obra A España no la va a conocer ni la madre que la parió, de la compañía Wichita Co.