+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

BALANCE DEL CUERPO DE SEGURIDAD MUNICIPAL

Vila-real acumula 483 denuncias y 8 detenidos en el estado de alarma

Reclaman civismo a la ciudadanía para evitar que los agentes impongan multas. Salir a estirar las piernas o ir a poner gasolina con el tanque lleno, entre las causas

 

Imagen de uno de los controles que la Policía Local realiza por el estado de alarma, en este caso en la calle Ermita. - MEEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
17/04/2020

La Policía Local de Vila-real ha interpuesto un total de 483 denuncias (según los datos facilitados por el cuerpo municipal ayer a Mediterráneo) a ciudadanos que incumplen los preceptos del estado de alarma decretado hace un mes por el Gobierno central para frenar los contagios por el coronavirus. Una cifra a la que hay que añadir las ocho detenciones que han tenido que realizar los agentes municipales por desobediencia a la autoridad.

Las mismas fuentes señalan que entre las causas que motivan las sanciones destacan «salir a pasear para estirar las piernas, pasear al perro a más de un kilómetro de distancia del domicilio, decir que viene de comprar y comprobar que el producto que lleva en la bolsa es de días anteriores, ir dos personas en un vehículo sin causa que lo justifique o, incluso, realizar actividad en un bar con la persiana bajada».

Desde el cuerpo de seguridad municipal añaden que no faltan otros hechos punibles, «como ir andando dos personas juntas por la calle sin separación y motivo que lo justifique, ir a poner gasolina y tener el depósito lleno, alegar que va a comprar a Carrefour en un festivo y llegar paseando desde la otra punta de la ciudad, circular en bicicleta con ropa deportiva por el Termet y decir que son sus dos horas de descanso del trabajo, o no justificar por qué va por la zona de huertos o masets, salvo que sea para recoger productos de autoconsumo».

PETICIÓN // El comisario principal jefe de la Policía Local de Vila-real, José Ramón Nieto, aseguró a este periódico que los agentes no denuncian «porque sí, ya que solo se sanciona a quienes incumplen de forma flagrante el decreto del estado de alarma». Y pide la colaboración ciudadana.

Y es que, en muchos casos, la reiteración de las actitudes incívicas es lo que lleva a los efectivos policiales a imponer las multas, que pueden ir desde los 100 a los 600.000 euros, en este último supuesto si se produce un riesgo o daño muy grave para la salud.

SINDICATOS // Desde los sindicatos subrayan que los policías «están dándolo todo». Y añaden que en la actualidad «se dispone de una plantilla con 75 efectivos reales, ya que permanecen sin cubrir 24 plazas vacantes, a las que se suman las siete bajas relacionadas con el coronavirus y otras tres por otras causas», detallan.