+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BENICÀSSIM

Villa Elisa empieza con literatura su andadura para ser referente cultural

El emblemático inmueble acoge el día 27 la IV Feria Nacional de Novela Romántica. La cita, con variada programación, reunirá a las mejores plumas del género de España

 

Marqués, junto a Mira, Escrig, Raro y Artero, presentó el cartel de la feria. - MEDITERRÁNEO

R. D. comarcas@epmediterraneo.com BENICÀSSIM
12/06/2019

La recién rehabilitada Villa Elisa abrirá sus puertas en Benicàssim para acoger la cuarta Feria Nacional de Novela Romántica, cuyas anteriores citas se desarrollaron en el paseo marítimo Pilar Coloma y en Villa Ana. Esta edición se celebrará entre los días 27 y 30 de junio y en la misma se darán cita escritores, editores, blogueros y seguidores de este género.

El emblemático palacete, situado en el paseo Pilar Coloma, recibirá durante cuatro días a las mejores plumas españolas de novela romántica, como explicó ayer la alcaldesa en funciones, Susana Marqués, durante la presentación del cartel, acompañada de la directora del evento, Patricia Artero, y de las autoras Maribel Escrig, Rosario Raro y la también colaboradora y corresponsal de Mediterráneo Mònica Mira.

«La feria romántica es un evento profundamente arraigado. Nuestra ciudad se siente orgullosa y privilegiada de poder aglutinar a las mejores escritoras de esta temática», afirmó Marqués.

La programación comenzará el jueves 27, con un acto de apertura frente al mar y, a partir de ahí, se sucederán cuatro días llenos de presentaciones, mesas redondas, foros y firmas de libros.

Marqués anunció el inicio de gestiones para dotar al edificio de contenido durante todo el año, para convertir ese espacio en un referente cultural de la provincia. Para ello, indicó que el objetivo es entablar conversaciones con las universidades para sondear iniciativas de futuro y darle vida a largo plazo, con el impulso de eventos como congresos, cursos o conferencias.

El inicio de la restauración fue en mayo del 2007, con una inversión de 2,8 millones. Tras sumar el 75,84% de las intervenciones ejecutadas y no recibir los ingresos pertinentes de la Generalitat, paralizaron la remodelación.

En enero del 2018 retomaron los planes para el edificio, gracias al convenio entre Ayuntamiento y Diputación, que decidieron cofinanciar la propuesta con una inversión de casi un millón de euros, por parte de cada administración, pues en la última década sufrió un gran deterioro.