+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PROLIFERACIÓN DE VEHÍCULOS

Vinaròs desalojará la "acampada alegal" de caravanas en Fora Forat

Llegaron primero a la zona del Cervol y se desplazaron al instalar bloques de hormigón

 

Autocaravanas aparcadas en el entorno de Fora Forat. - FLORES

J. F.
04/11/2019

El Ayuntamiento de Vinaròs toma medidas para acotar el estacionamiento de autocaravanas en puntos de primera línea de costa, como el entorno de la desembocadura del río Cervol. Se trata de un tipo de turismo que ha aumentado de manera considerable en los últimos años en la capital del Baix Maestrat. El alcalde, Guillem Alsina explica que se ha procedido a la instalación de bloques de hormigón en esta zona.

Sin embargo, la medida ha propiciado que estos vehículos se hayan trasladado a la zona de los solares próximos a la avenida Fora Forat. Es por ello que el consistorio ha solicitado la fabricación de más señales de prohibición. «Desde la Concejalía de Gobernación y la Policía Local se está al tanto de esta problemática y se intentará desalojar en breve todo este campamento alegal que hay en estos momentos», señaló Alsina.

Aunque en su momento se sopesó, por parte del equipo de gobierno anterior, la posibilidad de crear un aparcamiento regulado para este tipo de turismo, la administración local lo descartó finalmente. El entonces alcalde, Enric Pla, explicó que los motivos fueron la falta de personal y el no encontrar un espacio público adecuado para hacerlo, ya que Vinaròs no tiene terrenos públicos en una zona próxima al mar, que es justo el lugar preferido para este tipo de visitantes.

La proliferación de autocaravanas en esta ciudad llegó hace unos años, por parte de gente procedente de lugares muy diversos, que optan por esta alternativa para recorrer el mundo y vivir unas vacaciones diferentes.

IMPEDIMENTOS / La superficie de Fora Forat y la dels Cossis, en la costa norte, suelen ser las más utilizadas, pero cabe recordar la prohibición de acampar y, por lo tanto, no se pueden sacar sillas o mesas fuera del vehículo, ni extender toldos o ventanas batientes, poner patas estabilizadoras, vertir fluidos o emitir ruidos.

Hace cuatro años se planteó la posibilidad de adecuar un terreno, sin que fructificara. Además, el PP encabezó la oposición a esta práctica, por las problemáticas que puede generar este modelo. Aseguraron al respecto haber recibido quejas no solo de propietarios de campings, sino de diferentes sectores y de vecinos.