+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TENSIÓN INTERNA EN EL PARTIDO NACIONALISTA

La asfixia de la tesorería divide a Compromís y complica al PSOE

Barones socialistas critican el «trato de favor» de la ministra de Hacienda hacia el jefe del Consell. Oltra opta por un perfil más institucional mientras Ferri defiende la vía rebelde contra el Gobierno

 

Mónica Oltra y Fran Ferri, durante una rueda de prensa en Les Corts Valencianes, en una imagen de archivo. - MEDITERRÁNEO

C. ALÓS // A. GARCIA
18/09/2019

La forma de encarar la tensión de tesorería y los ajustes a los que se ve obligado el Consell han generado dos discursos distintos en el seno de Compromís. El de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que ayer los asumió implícitamente al calificar de «rayo de luz» el FLA extraordinario anunciado por el Ministerio de Hacienda, y el del síndic en Les Corts, Fran Ferri, que abrió una vía de rebeldía ante el Gobierno al asegurar que si por él fuera no presentaría el Plan Económico Financiero (PEF), el que debe incluir los ajustes y que es necesario para que llegue el Fondo de Liquidez Autonómica, el FLA.

Dos discursos que surgieron ayer de forma simultánea. La ausencia de referencias de Oltra a los obligados ajustes presupuestarios se puede entender como una manera de asumirlos. Como titular de Políticas Inclusivas, la líder de Compromís necesita liquidez para no tener más problemas con las entidades que regentan centros de atención social. Precisamente, Oltra habló ayer de la importancia del extraFLA para el tercer sector. Pero no puede haber tal sin el PEF y este debe incluir los ajustes, para los que no hay calendario, si bien no deben diltarse para que llegue la inyección necesaria de fondos.

Pero frente al discurso más institucional de Oltra, el del síndic sonó a campaña electoral y a desafío al Gobierno. En Les Corts aseguró que si por él fuera el Consell no presentaría el PEF.

REUNIÓN CON MONTERO // Calificó de «decepcionante» la reunión entre Puig y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y dijo que no ha cambiado nada respecto a las reuniones que el jefe del Consell mantenía en la época de Cristóbal Montoro. Ferri también dijo que el Consell debe buscar una solución diferenciada para su infrafinanciación.

Fuentes de Compromís en el Consell se desmarcaron de la vía de Ferri de no cumplir con el PEF al señalar que en el Consell se toman las decisiones en forma de acuerdos que previamente se pactan entre los socios, pero que nunca se plantean de forma unilateral como supondría no presentar el plan de los ajustes que requiere Hacienda y que tras la prórroga deberá presentarse en las próximas semanas.

En presidencia, por su parte, subrayan que el ministerio bendice de alguna manera con los hechos los 1.350 millones ficticios (o reivindicativos). El recorte no se pide por este concepto, agregan, sino por la ausencia de unos Presupuestos del Estado.

Mientras, la reunión con Montero le ha generado un problema a Puig con los barones como los presidentes socialistas de Aragón y de Castilla-La Mancha, Javier Lambán y Emiliano García-Page, que ayer se posicionaron contra lo que consideran un «trato de favor» del Ministerio de Hacienda a Puig por ese encuentro bilateral que no han tenido otros.