+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO

Balín dice que nunca blanqueó dinero para la trama 'Gürtel'

El exvicepresidente de Repsol YPF se autoexclupa de los delitos por los que le piden 15 años de cárcel

 

Blanco Balín, en el centro, a su llegada a la Audiencia Nacional, este viernes. - EFE

09/02/2018

Ramón Blanco Balín, considerado el blanqueador de la trama Gürtel, ha afirmado este viernes en el juicio a la rama valenciana de la red corrupta que si hubiera sabido de las prácticas ilegales de las empresas Francisco Correa que él asesoraba las habría echado de su despacho, donde ha dicho que nunca se han manipulado facturas.

Balín, exvicepresidente de Repsol YPF, se enfrenta a 15 años de cárcel acusado de varios delitos fiscales por haber supuestamente favorecido el blanqueo del dinero opaco que el PP valenciano pagó a la trama por actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008.

El acusado ha defendido ante el tribunal de la Audiencia Nacional que no supo que la empresa de la Gürtel valenciana Orange Market estuviera elaborando facturas falsas y ocultando al fisco gran parte de su facturación, tal y como afirma Hacienda.

Ha explicado que su despacho R Blanco Asesores empezó a trabajar para empresas de la trama encargándose de su contabilidad y sus declaraciones tributarias después de que Alejandro Agag, yerno del expresidente del Gobierno Jose María Aznar, le presentara a Correa.

Este inspector de Hacienda en excedencia ha reconocido que él fue accionista de Orange Market y que pasó a formar parte de su consejo de administración, pero ha dicho que esas acciones se las dio Correa como una minuta por sus trabajos y que nunca gestionó la compañía.

"Si hubiera sabido lo que sé una vez que me he estudiado el procedimiento, como usted comprende no hubiera seguido para nada con estas compañías y las hubiera echado de mi despacho", ha afirmado sobre las empresas de la trama que asesoraba.

Según Balín, no hay ningún documento en la causa que pruebe que su despacho supiera de las facturas manipuladas de Orange Market ni que recibía dinero en efectivo oculto al fisco. "No existe ninguna prueba en las actuaciones que avale las acusaciones de falsedad y delito fiscal que se me están imputando", se ha defendido.

Y ha añadido que después de cuarenta años trabajando para el sector público y privado, no se hubiera metido "en este asunto" a cambio de "una minuta de 2.000 o 1.500 euros al mes" que recibía de las empresas de Correa.

"En mi despacho nunca se ha manipulado, yo me considero un profesional honesto y creo que mi carrera lo avala", ha asegurado Balín, y ha insistido que nunca se ha llevado más dinero que la iguala que cobraba cada mes de las sociedades de Gürtel.

La Fiscalía le achaca "la confección material" de esas irregularidades contables y le acusa de haber impartido las instrucciones para ello a Correa, al número dos de la trama, Pablo Crespo, y a Álvaro Pérez Alonso, el Bigotes.

Esta mañana ha negado haber dado instrucción alguna a nadie sobre contabilidad, ya que él llevaba más temas de captación de clientes y de lo otro se encargaban empleados de su despacho, de los que ha dicho que tampoco cometieron ninguna irregularidad.

Entonces la fiscal ha pedido reproducir una conversación entre Balín y Crespo en la que el primero le dice al segundo que tenía "un montón de facturas" de empresas de la Gürtel como Orange Market, Easy Concept y Good and Better, que el acusado ha achacado a facturas de notario impagadas, no contables.

Balín se ha quejado de que la fiscal estaba "manipulando" el contenido de la conversación al decir que el pinchazo demostraría que sí se encargaba de la contabilidad, ante lo que ella le ha pedido que "moderara su lenguaje".

En otra conversación que se ha reproducido en la vista, Crespo afirma a un tal Javier que había que "hablar con Ramón" para "vestir los dineros" de unas empresas. Balín ha dicho que no sabe a quién se referían.

Balín ha sido el último de los veinte acusados en declarar en el juicio contra la trama Gürtel valenciana, que se retomará el próximo martes 13 a las 10.30 horas en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

Ahora le tocará el turno a los primeros de los 145 testigos del juicio, entre los que destaca el expresidente valenciano Francisco Camps, el exvicepresidente del Gobierno valenciano, expresidente de Les Corts Valencianes y ex director general de la Policía, Juan Cotino, y el extesorero del PP Luis Bárcenas.

Temas relacionados