+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

nueva pieza del caso cooperación

Procesan a Rafael Blasco por el «grupo criminal» que actuó en Haití

La resolución judicial dice que la banda se repartía de forma ilícita dinero público. Culpan al exconseller de irregularidades en el proyecto de edificar un hospital

 

M. A. C.
24/06/2017

El Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, que investiga el conocido como caso Cooperación, ha procesado al exconseller Rafael Blasco y veinte personas más por las posibles irregularidades en subvenciones a oenegés y en la construcción de un hospital en Haití que habrían cometido como «grupo criminal», informó ayer el Tribunal de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El mencionado juzgado ha concluido la instrucción y ha dictado el amplio auto, de casi 400 folios, de procedimiento abreviado en dos piezas separadas del caso Cooperación, notificado a las partes y en el que se deja la causa preparada para el juicio.

En la resolución, la jueza Nieves Molina concluye que existen indicios para juzgar a los investigados por los delitos de prevaricación, cohecho, asociación ilícita, malversación, encubrimiento, fraude de subvenciones, blanqueo y falsedad documental.

Entre los procesados, además del exconseller de Inmigración y Ciudadanía Rafael Blasco -cumple condena junto a parte de su equipo por la primera pieza-, se encuentra la anterior cúpula de la Conselleria de Inmigración.

Están el que fuera jefe de área de Solidaridad, Marc Llinares; la exsecretaria general Tina Sanjuán; el ex director general José María Felip, el empresario César Augusto Tauroni y su hermano Arturo, además de una funcionaria de la Generalitat, trabajadores de las empresas de Tauroni, personas vinculadas a las mercantiles que emitieron facturas falsas y responsables de evaluar y puntuar los proyectos solidarios que concurrían a las convocatorias para la obtención de ayudas.

En la resolución, la jueza da traslado al fiscal y a las acusaciones y abre plazo para que soliciten la apertura de juicio oral y presenten los escritos de acusación en los que han de concretar los delitos que imputan a cada uno de los procesados y las penas que solicitan para ellos.

Respecto del delito de asociación ilícita, la instructora concluye que es «evidente» el concierto entre Blasco, Llinares y César Augusto Tauroni, quienes ejercían como «directores o jefes» del «grupo criminal» para poder «organizar el entramado necesario al objeto de obtener beneficios, repartiéndose de forma ilícita los fondos públicos».

Tauroni estaba en contacto permanente con el jefe de Área en la Conselleria, «pieza fundamental en la organización dentro de la Administración, quien se encargaba de facilitar al anterior toda la documentación».