+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DESCARTAN EL CONFINAMIENTO

Puig medita avanzar el toque de queda y nuevos cierres de ciudades en la Comunitat Valenciana

La Generalitat reúne a la mesa interdepartamental para aprobar nuevas restricciones tras admitir el jefe del Consell que las actuales son "insuficientes"

 

Los bares están obligados a cerrar a las cinco de la tarde. - DAVID GARCÍA

Alfons Garcia / José Luis Zaragozá
19/01/2021

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, apeló ayer al «compromiso colectivo» para intentar aplanar la curva de contagios por coronavirus en la Comunitat Valenciana. En una entrevista en El programa de Ana Rosa, de Telecinco, recordó que el objetivo es «poner la sociabilidad en cuarentena. Es fundamental el compromiso colectivo, sin abdicar de ninguna responsabilidad institucional. Más del 60 % de los contagios se dan en el ámbito privado y de confianza». Así de rotundo se mostró el jefe del Consell: «No se puede no ir a los bares e ir a casa a hacer lo mismo».

En dicha intervención, Puig admitió que las medidas adoptadas son «insuficientes» para frenar la curva. ¿Hasta dónde puede llegar el Consell? De momento, pedir el confinamiento domiciliario al Gobierno continúa sin estar sobre la mesa, según las fuentes del Ejecutivo consultadas. Pero la idea es aprobar hoy nuevas restricciones. Puig reúne así esta mañana a los consellers que forman parte de la mesa interdepartamental. La cita en principio iba a tener lugar el jueves. Que a última hora de ayer se avanzara da cuenta de la preocupación y la gravedad de la situación tras los últimos datos.

Es más que probable que tras el encuentro la Comunitat Valenciana se sume a las autonomías que ya han pedido cambios normativos para avanzar el toque de queda, que ahora está a las 22.00, el máximo permitido con la regulación actual del estado de alarma. Todas ellas abogan por adelantarlo a las 20.00.

Esta medida afectaría especialmente a los comercios, que ahora pueden abrir con normalidad horaria. También tendría algún efecto, pero menor, sobre la hostelería, que a partir de las 17.00 horas solo puede servir comida para llevar.

Es más que probable también, según fuentes del Consell, la prórroga del cierre perimetral de los 26 municipios impuesta el pasado día 7, ya que o no han mejorado su situación o no lo han hecho de forma suficiente. Y es más que probable también que la lista se amplíe con nuevas ciudades.

Está por ver si el Gobierno del Botànic aprueba alguna limitación más sobre la hostelería, que ahora de cerrar su actividad normal a las 17.00.

El Consell impuso el día 7 unas medidas que entonces fueron de las más restrictivas en España. La evolución no ha ido a mejor y el Ejecutivo considera que ya ha existido un margen para analizar su eficacia. Puig sí reclamó ayer una coordinación entre Gobierno y autonomías para una mayor libertad de las autonomías sobre el toque de queda.

La postura sindical

Por su parte, el secretario general de CC OO-PV, Arturo León, considera necesario «reforzar las medidas de prevención de la salud y, por tanto, aumentar las reestricciones impuestas hasta ahora por la Generalitat» porque las cifras de contagio son similares ya a la primera fase de la covid-19. El máximo dirigente de Comisiones, quien considera que «no hace falta llegar al confinamiento», advierte de que la pandemia entra en una evolución «muy negativa para la población» y, por tanto, «urge mayor aislamiento social y proteger más al sector sanitario».

León no es partidario de proponer el horario del toque de queda. Dice que es «cosa de los técnicos», pero sí quiere que se cumplan las medidas de aforo, sobre todo en las superficies comerciales, los planes de aislamiento social y el «estricto mantenimiento» de los cierres perimetrales de algunas poblaciones. «Tenemos que estar más vigilantes y hay que apelar a la responsabilidad».

Para Ismael Sáez, secretario general de UGT-PV, «todavía está por ver el efecto de las medidas que se adoptaron el 6 de enero». Recuerda que hoy están adoptando otras autonomías medidas que aquí ya se han puesto en marcha, como cerrar la hostelería a las 17h. «Otras ni siquiera han llegado tan lejos. Es verdad que las cifras de contagios y la presión hospitalaria se han disparado, pero es necesario saber si las referidas medidas producen el efecto deseado», agrega.

La patronal CEV asegura que «no necesitamos» más limitaciones

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, se mostró ayer contrario a imponer nuevas restricciones a la actividad económica para frenar esta tercera ola de coronavirus. En declaraciones al diario Levante, que pertenece al mismo grupo editorial que Mediterráneo, Navarro aseguró que «sabemos que nos enfrentamos a semanas muy complicadas, pero las restricciones en la Comunitat Valenciana ya son muy exigentes. No necesitamos más».

El empresario añadió que, «antes de plantear nuevas restricciones, hay que perdir un comportamiento más responsable por parte de todos y que se cumplan estrictamente las medidas actuales», entre las cuales se incluye el cierre de la hostelería a las cinco de la tarde. Para Navarro, «hasta que buena parte de la población no esté vacunada, y esto no sucederá como mínimo hasta verano, tenemos que ser todos más responsables a nivel individual».

Temas relacionados