+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Sánchez anuncia una inyección de liquidez de 14.000 millones a las autonomías

El jefe del Consell Ximo Puig concretará mañana cuánto recibirá la autonomía y pide al presidente del Gobierno una desescalada descentralizada

 

Ximo Puig, durante los tres minutos de silencio de este domingo por las víctimas del coronavirus. - EFE

Laura Ballester
19/04/2020

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy a los presidentes autonómicos que el Ejecutivo realizará una inyección de 14.000 millones de euros a las comunidades autónomas, según acaba de confirmar el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El jefe del Consell no ha aclarado qué cantidad correspondería a la Comunitat Valenciana de esta inyección de liquidez. "Maña daremos datos desde el rigor, cuando me reúna con el conseller de Hacienda", ha explicado el presidente. No obstante, según informan fuentes autonómicas a Europa Press de los 14.000 millones anunciados por Sánchez, un total de 5.500 millones de esta cantidad provienen del adelanto de la liquidación del año 2018, año en el que hubo una recaudación récord.

"Nosotros continuaremos defendiendo la suficiencia financiera, aunque pueda parecer que ahora no es el momento, la financiación de las comunidades autónomas debe tener en cuenta la singularidad de los territorios y la igualdad de las personas", ha defendido el presidente de la Generalitat. Al respecto, Puig también ha criticado sobre la financiación que "se reclame soluciones al Estado pero por otra parte se pida la rebaja de impuestos. Son medidas incompatibles", ha defendido.

En la sexta reunión que ha mantenido el jefe del Ejecutivo con los presidentes regionales desde que el pasado 14 de marzo decretó el estado de alarma para combatir la pandemia de coronavirus también se ha analizado el inicio de la desescalada en el confinamiento, que se demorará a mediados de mayo, y que, en palabras de Puig "debe realizarse con seguridad sanitaria y con posibilidad de aperturas y cierres [de las medidas] flexibles, rápidas y eficientes" y que se garantice la "detección de posibles nuevos focos con la máxima seguridad".

La vuelta a la normalidad, para el jefe del Consell, ha de tener en cuenta decisiones "geográficas, sectoriales y demográficas, porque no puede ser una decisión homogénea. Ningún centralismo es inteligente y cabe adaptarse al mapa de la pandemia".

Temas relacionados