+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

Azuliber fusiona cerámica y arte con Damià Díaz en Portugal

 

El artista Damià Díaz utiliza el versátil producto de Azuliber en su obra artística. -

NOELIA MARTÍNEZ
16/02/2020

De la unión de las iniciativas socioculturales del grupo alcorino Azuliber con la inquietud del escultor alicantino de renombre internacional, Damià Díaz, por experimentar con nuevos materiales, surgió la idea de realizar una escultura ad hoc para la exposición del artista en el Palacio Nacional de Ajuda, en Lisboa (Portugal).

Por ello, la exhibición, que se desarrolló a finales del pasado 2019, contó con una obra muy singular, resultado de la fusión de industria y arte: Lugar cerámico. Una composición elaborada con piezas de Azuliber de baja densidad (techo registrable cerámico), decoradas con la tecnología inkjet de impresión digital, en un proyecto elaborado en las mismas instalaciones de la compañía. La obra, concebida expresamente para la muestra de Damià Díaz en Portugal, también pudo verse recientemente en Feria Valencia, en el marco de Cevisama.

El camino de la mirada

La exposición, con título El camino de la mirada, estuvo comisariada por Rosina Gómez-Baeza --directora de la feria de arte ARCO entre los años 1986 y 2006--, y Lucía Ybarra --vinculada al Museo Reina Sofía durante un periodo de dieciséis años--. Una muestra que, ante todo, ha resultado de gran importancia en la carrera profesional de este artista, tras exposiciones destacadas por todo el mundo: en París (2002), Nueva York (2005), Bruselas (2012) o Madrid (2016). En esta trayectoria imparable se ha aliado Azuliber, ofreciendo al artista todo un mundo de posibilidades para su despliegue creativo, siempre a través de sus versátiles productos cerámicos.

¿Cómo son las creaciones exhibidas en Portugal y en las que ha colaborado Azuliber? ¿Qué se quiere transmitir a través de la propuesta Lugar cerámico? La base es una selección de esculturas de resina pintada y piezas cerámicas decoradas con la tecnología inkjet, combinando todo ello con la realidad aumentada que permite al artista intervenir en espacios singulares, donde el espectador puede interactuar con la obra. Todo ello, junto con esculturas de pequeño formato, dibujos y bocetos que muestran el paso a paso del proceso creativo seguido por el propio Damià Díaz. Su obra busca ser un reflejo del interés por el ser humano y las cuestiones vitales del mismo, tales como la verdad, el desarraigo o la importancia de los valores para ganar la batalla contra el aislamiento de la sociedad actual.

Los elementos que conforman esta creación artística pertenecen a la empresa Ceilook, fruto de la colaboración entre Azuliber, Bestile y Neos Additives y son elementos cerámicos caracterizados por su baja densidad. Este producto, que se ha utilizado como techo registrable de un cubículo, es una innovación que desarrollaron conjuntamente las cuatro compañías y que fue merecedor de un Alfa de Oro, otorgado por la Sociedad Española de Céramica y Vidrio en la edición de Cevisama 2015. Y es que es un material que permite posibilidades infinitas de personalización. Se puede insertar a la carta cualquier motivo, dibujo, fotografía o logotipo, además de permitirnos incorporar relieves, efectos o texturas al diseño de los techos, según explican sus promotores.

Damià Díaz es, sin duda, un ejemplo a seguir para abrir todo un camino por explorar en la senda de cooperación entre la industria cerámica y el arte contemporáneo. Su apuesta por experimentar con la tecnología de impresión digital sobre cerámica ha dado sus frutos en este proyecto con varias empresas, entre ellas Azuliber, y le ha valido un lugar en la importante exposición en el majestuoso museo del Palacio de Lisboa: un proyecto de arquitectura dentro de la arquitectura.

nmartinez@epmediterraneo.com