+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

Cornetas y tambores de Castellón, a Canarias

 

Los integrantes de la agrupación musical posan delante de la estatua del Rey Don Jaime en vísperas de su viaje a Canarias. - MEDITERRÁNEO

Los integrantes de la agrupación musical posan delante de la estatua del Rey Don Jaime en vísperas de su viaje a Canarias. - MEDITERRÁNEO

VICENTE CORNELLES
03/06/2017

El sonido inigualable, solemne y embriagador de las marchas procesionales. Trompetas, fiscornios, trombones y percusión en todo su máximo esplendor. La Banda de Cornetas y Tambores Rei Jaume I ha rescatado para Castellón la secular tradición del acompañamiento musical para los desfiles procesionales en clave de instrumentos de viento.

En la memoria colectiva todavía permanecen aquellas bandas de cornetas y tambores de la OJE, de San José Obrero, del Grao… que participaban en las diversas procesiones que se celebraban a lo largo del año en Castellón. Fundada en el 2015, la nueva agrupación musical está calando hondo en el ámbito social castellonense y se está implicando en el devenir ciudadano.

Hermanados con las cofradías de Santa María Magdalena de Castellón y la de la Oración en el Huerto de Nules, vinculados a la gaiata 4, L’Armelar, y con presencia en las fiestas de Torralba del Pinar y las del barrio del Cristo del Calvario, de Vila-real, la banda llevará a Canarias el nombre de Castellón en forma de trompetería y marcialidad, «como un reto, una forma de seguir creciendo como asociación y colectivo».

Con estas palabras define José Carlos Rodríguez, presidente y director de la Banda de Cornetas y Tambores Rei Jaume I, el periplo de la agrupación a la isla de la Palma, en concreto a Los Llanos de Aridane, del 28 de junio al 3 de julio, para participar en las celebraciones de las fiestas de la Virgen de los Remedios, «y gracias a la colaboración del Ayuntamiento de los Llanos de Aridane y de la parroquia, que se han volcado» para que su presencia «en tierras canarias sea lo más agradable posible».

Carácter didáctico

Rodríguez señala el carácter didáctico de la formación: «Prácticamente ninguno de los miembros tenía conocimiento de solfeo y han ido aprendiendo a tocar los instrumentos en una evolución constante». Ataviados con un elegante uniforme de gala similar a la Guardia Real, la banda Jaume I se ha convertido ya en un referente musical.

En territorios de ultramar llevarán el nombre de Castellón como embajadores de cultura y tradición. Su desfilar, interpretando marchas procesionales como Cristo del amor, Réquiem, A Jesús Nazareno, Cristo Viejo… evocarán tiempos pasados mayestáticos, de desfiles y cortejos a la antigua usanza.

vcornelles@epmedoterraneo.com