+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

actuación

Invasión en Columbretes

 

El equipo de preservación del medio natural realiza seguimientos para poder erradicar el alga invasora que llegó en el año 2006. - MEDITERRÁNEO

El equipo de preservación del medio natural realiza seguimientos para poder erradicar el alga invasora que llegó en el año 2006. - MEDITERRÁNEO

LAURA CANO SALINAS
29/02/2016

La ya bautizada como alga asesina, la caulerpa cylindracea --antes llamada racemosa-- continúa presente en los fondos marinos de la reserva natural de las illes Columbretes.

A pesar de los seguimientos periódicos que el grupo de expertos encargado por el Ministerio de Agricultura realiza, esta especie invasora continúa en este paraje. Y se trata, además, de la única que amenaza de manera seria los fondos marinos.

“A través de muestreos evaluamos su abundancia y su interacción con las especies autóctonas”, explican desde el Ministerio. Y es que esta variedad acuática supone una grave amenaza para seres como la langosta roja, “la especie pesquera más emblemática de esta reserva”, revelan. El alga caulerpa lleva 10 años en la zona protegida de Castellón, pues llegó en el año 2006, cuando se detectó bajo una de las boyas de amarre de la Illa Grossa. Según aseguran los expertos, la vía de entrada de esta especie marina se produjo a través de una embarcación proveniente de la costa de Castellón, donde está presente desde el año 1999. Hay que recordar que, hace pocas semanas, los pescadores del Grao y Burriana denunciaron que este alga asesina se estaba extendiendo, cada vez más, por los puertos, por lo que pedían el trabajo conjunto entre todas las organizaciones afectadas por la problemática para poder acabar con la situación que arrastran desde hace ya varios años.

SOLUCIONES // La dirección de la Secretaría General de Pesca ha realizado un informe en el que propone algunas medidas para poder prevenir una mayor expansión de la especie a través de embarcaciones, anclas y artes de pesca. Es por ello que el seguimiento científico es una de las actividades más destacadas en la gestión del espacio protegido de Columbretes. “Este lugar se constituye como auténtica centinela de todo tipo de cambios y, dadas las características reproductoras y la gran conectividad existente en el mar, la erradicación de especies invasoras en el medio marino se complica”, cuentan desde el Gobierno.

Es por todo ello que las primeras acciones que tienen que tomarse deben ir encaminadas a la prevención para evitar la invasión de especies foráneas y su dispersión en una de las mayores joyas naturales con las que cuenta la provincia. H