+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

El rey Carnestoltes toma el Grao y da pie a la diversión

 

Los graueros disfrutaron anoche de un espectáculo de luz, teatro y música en la toma de mando y la Crida del Carnestoltes. - GABRIEL UTIEL

Los graueros disfrutaron anoche de un espectáculo de luz, teatro y música en la toma de mando y la Crida del Carnestoltes. - GABRIEL UTIEL

YOLANDA TENA SOLA-VERA
25/02/2017

La juerga y la diversión se apoderaron anoche del Grao. Y es que el rey Carnestoltes recibió de las manos del teniente de alcalde del distrito marítimo, Rafa Simó, la vara de mando de la ciudad. Así, hasta el domingo el Grao es sinónimo de fiesta, risas y color sumergido ya de lleno en la fiesta más pagana del año.

El rey Carnestoltes llegó a la tenencia de alcaldía sobre las ocho de la tarde, acompañado en todo momento por decenas de amantes de la fiesta que iban disfrazados de los personajes de moda o con máscaras, bailando al ritmo de Pikatumba Batukada y de los Dolçainers i Tabaleters del Grao, que partieron del Parque de la Panderola y recorrió las calles San Pedro, Sebastián Elcano, Gravina y Buenavista, acompañando a todos los participantes en este espectáculo que hizo las delicias de los asistentes, agolpados en las aceras y en el paseo para disfrutar del ambiente.

Una vez llegados todos a la tenencia de alcaldía, salió al balcón su majestad Carnestoltes, el rey de los tarambanas, quien proclamó en la Cridà, y por todo lo alto, el reinado del desenfreno con la lectura arrebatada de un bando satírico, en el que dio un repaso burlón y mordaz a ciertos tópicos, incitando a todos los graueros y turistas a vivir la fiesta y dejarse llevar por la diversión.

Luz, teatro y música

Una vez tomó el mando el rey Carnestoltes, se inició el espectáculo de luz, teatro y música creado por La Fam Compañía de Teatro, especializada en funciones itinerantes. Todos juntos, formando una extensa comparsa, continuaron a ritmo de batukada hasta la sala Opal, donde se celebró la tradicional cena de sobaquillo, con más de 500 comensales, a cada cual, con el disfraz más original y sarcástico. Demonios y princesas Leias de Star Wars, rockeros, novias cadáver e incluso Peppa Pig. Ninguno faltó a su cita con el desenfreno en la velada.

Tras la cena, la sala Opal, acogió el concurso de Playbacks Carnestoltes 2017 y la fiesta siguió hasta altas horas con los disc jockey Peta y Rafa. Hoy será el desfile infantil por la mañana y por la tarde llegará el Gran Desfile.

ytena@epmediterraneo.com