+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

APLICACIONES INFINITAS

Un robot submarino 'made in UJI' para salvamento y arqueología

La Universitat Jaume I consolida su posicionamiento en la elite de la I+D+i y construirá un Centro de Robótica y Tecnología Subacuática junto a Espaitec

 

Investigadores y vicerrector posan junto con el ‘G500’, que tendrá piscina propia. - DAMIÁN LLORENS

Detalle del 'G500'. - FERNANDO GIMENO

VICENTE CORNELLES
30/01/2019

La Universitat Jaume I (UJI), en la élite de la investigación en España. La universidad pública castellonense presentó ayer el proyecto de la nueva infraestructura para avanzar en la investigación robótica y tecnologías subacuáticas, con aplicaciones en salvamento, arqueología, conservación de la biodiversidad, acuicultura o industria del gas y petróleo.

El vicerrector de Investigación y Transferencia, Jesús Lancis, y los investigadores del Laboratorio de Interacción y Sistemas Robóticos (IRS Lab), Pedro Sanz y Raúl Marín dieron a conocer ayer las características del robot submarino G500, que ha llegado a Castellón, y que formará parte del equipamiento del futuro Centro de Investigación en Robótica y Tecnologías Subacuáticas (Cirtesu), cuyo presupuesto es de 857.000 euros para ser la primera infraestructura de esta modalidad de la Comunitat y la segunda en España.

Lancis valoró la excelencia científica e innovadora en investigación liderada por el IRS Lab, con una línea de estudio pionera y transversal en la UJI sobre robótica submarina y robots autónomos de intervención, y anunció una próxima colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

«El submarino G500 está dotado de módems científicos con tecnología sonar y radio, «que permitirán diseñar nuevos sistemas de control remoto de robots submarinos sin cable, y permite aplicaciones más sofisticadas como el agarre y transporte cooperativo de grandes objetos», explicó Raúl Marín, también profesor de Arquitectura y Tecnología de Computadores.

Y para las prácticas de este y futuros robots se alzará el futuro edificio del Cirtesu. Será junto a Espaitec y su infraestructura más importante será una gran piscina que permita avanzar en el estudio de ingeniería y computación. El tanque de agua tendrá 12x8 metros, una profundidad de cinco metros y capacidad para medio millón de litros.

Temas relacionados