+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

‘Santantonà’ en el horno más antiguo de Europa

'Coques' y 'rolletes' que se reparten en la Fiesta de Interés Turístico Autonómicoa de Els Ports se cuecen en unos fogones de 1246

 

Los responsables de la ‘Santantonà’ de Forcall encendieron ayer el horno para ir avivando el fuego para cocer las pastas del 2018. - ORTÍ

Los responsables de la ‘Santantonà’ de Forcall encendieron ayer el horno para ir avivando el fuego para cocer las pastas del 2018. - ORTÍ

JAVIER ORTÍ
10/01/2018

El Sant Antoni de Forcall, celebración medieval del fuego por excelencia en Els Ports y reconocida como bien de interés cultural (BIC) y fiesta de interés turístico autonómico, se pone en marcha estos días para tenerlo todo listo las jornadas clave, del 19 al 21 de enero. Y para preparar les rolletes, les coquetes y les coquetes de mitja lliura, pastas típicas del festejo, la Asociación Cultural Cofradía de la Santantonà de la Vila de Forcall, que este año es la que organiza la cita a falta de un mayoral, ha encendido el horno más antiguo de Europa, que se encuentra en este municipio.

El secretario de la agrupación, Ximo Segura, apunta que «el fuego empieza a trabajar días antes de la cocción para lograr la temperatura adecuada y que el próximo fin de semana se pueda preparar las 3.000 coques que se repartirán durante los tres días grandes». Para ello, una familia del municipio ha regalado la leña necesaria, perfecto combustible para la lar, que no tiene actividad diaria por falta de regencia en la panadería.

LA HISTORIA //

Datos históricos hacen referencia a la existencia de este horno a principios del siglo XIII, concretamente en 1246, según la primera referencia de la que se tiene constancia. Su importancia a lo largo de la historia le ha valido para, entre otros reconocimientos, dar nombre a su calle, el carrer del Forn, donde se ubica en el número 4; y ser conocido como el forn de la vila, como dice la placa conmemorativa en su puerta, de 1993, año en que acabó la restauración que lo adaptó a la nueva normativa sanitaria.

De estilo gótico, la instalación se encuentra en un edificio de planta baja. Del muro interior se abren dos agujeros resueltos con un arco de medio punto y de estilo apuntado, respectivamente. Y, en vista a una nueva rehabilitación, en la que trabaja el consistorio, han solicitado «una ayuda a la Generalitat, a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder), para recuperar la segunda olla del horno que se encuentra en mal estado, con el objetivo de poner en valor uno de los espacios más visitados y una de las joyas de Forcall», señala el alcalde, Santiago Pérez.

A 'VESTIR' LA BARRACA //

Junto con la cocción de las pastas, el próximo fin de semana tendrá lugar la recogida de la leña que servirá para vestir la barraca que configura el eje central de la fiesta de Sant Antoni. «Estamos muy ilusionados en estas semanas previas. Es mucho trabajo, pero todo el pueblo se vuelca en los preparativos y el patrón saca lo mejor de cada vecino», subraya Segura. El primer edil, por su parte, invita a «la participación» y «a la puesta en valor de la fiesta de invierno más preciada». «La Santantonà es un revulsivo turístico en Els Ports y eso es otro motivo para trabajar y potenciarlo aún más», subraya. Queremos conseguir que sea fiesta de interés turístico nacional», apostilla Pérez.

comarcas@epmediterraneo.com