+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Una tesis doctoral para investigar el Asperger

 

Los firmantes de este importante acuerdo que hará la vida más fácil a muchos niños. - DAMIÁN LLORENS

CRISTINA RAMÓN
27/07/2016

La Universitat Jaume I y la Asociación Asperger Castellón han firmado un acuerdo de colaboración para realizar la investigación Alteraciones estructurales y funcionales en niños con trastorno de Asperger, que tiene como objetivo mejorar el conocimiento del funcionamiento cerebral de los menores y poder mejorar su calidad de vida. La investigación se enmarca dentro del proyecto de tesis doctoral de Francisca Castellano, dirigida por el prestigioso catedrático de Psicología Básica y director del Grupo de Neuropsicología y Neuroimagen Funcional de la Universitat Jaume I, César Ávila.

Los afectados por el síndrome de Asperger se caracterizan por tener áreas de interés especiales e idiomáticas. Se interesan por materias como las matemáticas, los temas científicos o la historia, la geografía, los mapas, la astronomía, los trenes o los aviones. Estos intereses cambian con el tiempo, pero en ocasiones persisten y pueden determinar su futuro laboral.

El diagnóstico exacto solo podrá realizarlo un especialista, así como pautar el correspondiente tratamiento. Hay algunas características que los padres pueden observar de los 2 a los 7 años, como por ejemplo la falta de contacto social del pequeño o su dificultad de comprensión.

Gracias al acuerdo de colaboración, la asociación aportará 3.400 euros para este estudio con el que se pretende mejorar el conocimiento de las alteraciones estructurales y funcionales en el desarrollo cerebral de los niños que presentan trastorno de Asperger, un trastorno crónico que se incluye dentro de la categoría de los trastornos del espectro autista.

Para la realización del estudio se utilizan técnicas de neuroimagen funcional modernas y avanzadas que permiten la realización de análisis morfométricos con los que delimitar las alteraciones estructurales propias del trastorno. Estas técnicas posibilitan también analizar las alteraciones funcionales mediante el estudio de las redes cerebrales funcionales en estado de reposo, aspecto que puede ayudar a entender mejor los síntomas y las características que definen el trastorno, así como diseñar con más precisión y exactitud programas futuros de intervención.

La firma del acuerdo ha contado con la presencia de Encarna Cubero, miembro de la junta directiva de la Asociación Asperger Castellón; Ana Ballesteros, directora técnica de la asociación; Francisca Castellano, autora del estudio; y César Ávila, director de la citada asociación. H