+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA SUSPENSIÓN DE LA POLÉMICA

Clubs franceses claman contra el Gobierno por haber parado la Liga

"Fue brutal e irreversible", se quejan varios presidentes de la abrupta suspensión del campeonato, el único grande de Europa cancelado

 

Neymar, expulsado en un Marsella-PSG del 2017. - AFP

01/06/2020

"Nos encontramos con un hecho consumado": varios dirigentes de clubs de la Ligue 1, el campeonato de fútbol de Francia, han expresado este lunes su lamento por el abrupto final de la temporada, una opción que consideran "bastante brutal" y ahora irreversible, y de la que fue responsable el Gobierno sin, dicen, tener en cuenta la opinión de los clubs

"¿Sobre qué base tomó esta decisión el Gobierno?", se preguntó el presidente del Lille, Gerard López, durante una conferencia telefónica de prensa de la Liga, que reunió a la mayoría de los máximos dirigentes de los clubs que disputan el torneo. Acompañado por Bernard Caïazzo (Saint-Étienne) y Waldemar Kita (Nantes), López denunció la falta de "concertación" que precedió al anuncio del primer ministro, Edouard Philippe, el 28 de abril de que "la temporada de deportes profesionales, especialmente fútbol, no se podrá reanudar ".

Dos días después, la Liga de Fútbol Profesional marcó el final de la temporada 2019-2020, una decisión que desde entonces ha sido impugnada por Jean-Michel Aulas, presidente del Lyon. "No tenemos la responsabilidad (del final de la temporada), quien la tiene es el primer ministro y el Gobierno. "Podemos cuestionarnos si el Gobierno decidió demasiado rápido. ¿Hubo algún acuerdo con los clubs? No. ¿Hubo algún acuerdo con los otros países?", insistió Caïazzo. "A principios de abril, fuimos el único de los cinco grandes campeonatos en hacer la oferta para reanudar el campeonato. Estábamos por delante y no nos importaba (fuimos la locomotora y los otros países nos siguieron más tarde). "Pero desafortunadamente, nos quedamos allí", lamentó Waldemar Kita, en alusión a que los campeonatos alemán, italiano, español e inglés en ningún momento se plantearon dar por terminada la temporada.

Imposible dar marcha atrás

La suspensión fue "bastante brutal", agregó Gerard López. "Sucedió de la noche a la mañana", añadió, y el fútbol francés no tuvo capacidad de réplica ante "un hecho consumado". "Quizás en Francia no ponemos el fútbol al mismo nivel que en otros países ...", se lamentó el dirigente de origen gallego.

La posibilidad de dar marcha atrás y terminar ahora la temporada es una quimera. "Hoy, por cuestiones de organización, es demasiado difícil. De entrada, para reanudar la campaña, los jugadores necesitarían dos meses de entrenamiento", señaló Kita, del Nantes, y añadió que muchos de ellos ya se han marchado a sus países. Otro problema sería el de los derechos de televisión, porque Canal + y beIN Sports han cancelado los contratos. "Esto requeriría una movilización general sin ningún tipo de apoyo financiero. No podemos dar marcha atrás", remató Caïazzo.