+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AUTOMOCIÓN

El Gobierno aprueba el plan Renove con ayudas de hasta 4.000 euros

El Gobierno ha aprobado el plan Renove, que se aplicará con efecto retroactivo para todos aquellos que hayan comprado un vehículo desde el 16 de junio El plan apoyará la compra de vehículos de todas las propulsiones si no emiten más de 120 gramos de CO2 por kilómetro y cuestan menos de 35.000 euros

 

Concesionario de automóviles. - JOSEP GARCIA

ÀLEX SOLER / XAVIER PÉREZ
03/07/2020

El Gobierno ha aprobado finalmente el plan Renove 2020 en el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes. El plan cuenta con una dotación de 250 millones de euros destinados a ayudas para la adquisición de vehículos nuevos. Los compradores podrán beneficiarse de cuantías que irán desde los 300 hasta los 4.000 euros dependiendo del tipo de vehículo.

El plan entra en vigor con efecto retroactivo, es decir, las ayudas estarán disponibles para todos aquellos que hayan comprado un coche nuevo, de acuerdo con las condiciones, desde el pasado 16 de junio, fecha en la que se anunciaron las medidas. Asimismo, se podrá acceder al plan Renove hasta el 31 de julio de 2021 o hasta que se agoten los fondos.

Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) acogen con optimismo el plan Renove, un esfuerzo que es, en palabras de José López-Tafall, su director general, "absolutamente necesario para superar la difícil situación en la que se encuentra el sector". "Estas ayudas servirán para consolidar operaciones y remontar en parte las cifras de caída que estábamos registrando. Además, es un plan que aborda sin duda el reto de la descarbonización por impulsar la demanda de coches cero emisiones y obligar al achatarramiento para eliminar vehículos más viejos", añade.

Las ayudas se destinarán a la compra de vehículos de cualquier tipo de propulsión, incluidos coches diésel y gasolina, que no superen los 35.000 euros, 45.000 en el caso de los eléctricos, y cuyas emisiones tampoco pasen por encima de los 120 gramos de CO2 por kilómetro. Además, se deberá entregar un vehículo de 10 años o más para su achatarramiento. Los compradores podrán optar a un extra de 500 euros si el coche que entregan es de más de 20 años, si padecen movilidad reducida o si pertenecen a hogares con ingresos mensuales por debajo de los 1.500 euros.

Ayudas por tipo de vehículo

La cuantía de las ayudas variará según el tipo de vehículo, la etiqueta de la DGT, la clasificación de eficiencia energética del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y el tipo de comprador, que se distinguen entre particulares y autónomos, pymes y grandes empresas.

Particulares y autónomos

Etiqueta C: 400 euros con clasificación energética B y 800 euros con clasificación A.
Etiqueta Eco: 600 euros con clasificación B y 1.000 euros con clasificación A.
Etiqueta Cero: 4.000 euros.

Pymes

Grandes empresas

Etiqueta C: 350 euros con clasificación energética B y 650 euros con clasificación A.
Etiqueta Eco: 500 euros con clasificación B y 800 euros con clasificación A.
Etiqueta Cero: 3.200 euros.

También se apoyará la compra de vehículos comerciales dependiendo de su masa máxima técnica admisible, de su etiqueta de la DGT y del tipo de comprador. En ese sentido, las ayudas oscilarán entre los 700 euros y los 4.000 euros.

Un impacto de 1.104 millones de euros

Según el Gobierno, el impacto económico del plan Renove será de 1.104 millones de euros en toda la cadena de valor del sector y los servicios asociados y permitirá la creación de 7.400 puestos de trabajo. Estas ayudas se enmarcan en el Plan de Impulso a la cadena de valor del Sector de la Automoción, presentado por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, a mediados de junio.

Este plan estructural contará con una dotación total de 3.750 millones de euros repartidos en cinco bloques entre los que figura la adquisición de vehículos mediante el citado plan Renove. A los incentivos económicos del ejecutivo habrá que sumar la misma cuantía por parte de las marcas, excepto en los coches con etiqueta 'Cero emisiones', en los que el aporte será de 1.000 euros. En ese sentido, los interesados en hacerse con un coche nuevo podrán beneficiarse de hasta 1.600 euros de descuento para un coche diésel, de hasta 2.000 para un híbrido y de hasta 5.000 para un eléctrico o híbrido enchufable.