+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN LORCA Y ÁGUILAS

Un infectado llegado en patera obliga a aislar a 23 policías

Los agentes permanecen en sus casas, en cuarentena, se encuentran bien y están tranquilos porque guardaron la distancia de seguridad

 

Un infectado llegado en patera obliga a aislar a 23 policías -

A. L. H.
26/06/2020

El contacto con una persona contagiada con coronavirus que llegó en patera a las costas de Águilas (Murcia) el lunes obligaba a poner en cuarentena a tres agentes de la Policía Local que lo asistieron durante el rescate de la embarcación y a 20 policías nacionales dela localidad murciana de Lorca, donde fue trasladado.

Efectivos de la Guardia Civil interceptaban y rescataban de madrugada a una decena de personas que viajaban a bordo de una embarcación en la playa de La Carolina, en el término municipal de Águilas, ya en el límite con la provincia de Almería.

Según explican fuentes policiales, los llegados en la barcaza portaban mascarilla y, en apariencia, estaban en buen estado de salud. Al llegar, agentes tanto de la Policía Local de Águilas como de la Benemérita procedieron a asistirles. En todo momento los agentes actuantes mantuvieron las preceptivas distancias de seguridad.

Los extranjeros, procedentes de Argelia, fueron llevados primero al cuartel del Instituto Armado y luego fueron puestos a disposición de la Policía Nacional, Cuerpo que tiene las competencias de Extranjería.

Hay que tener en cuenta que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera se encuentra cerrado (así se estableció durante el confinamiento), como cerradas quedaron las fronteras con Marruecos y Argelia. Por tanto, la opción de repatriar a estas personas quedaba descartada desde un principio.

Así las cosas, desde un principio se avisó a las organizaciones humanitarias y, en este caso concreto, a Cruz Roja, asociación que se ocupará de los llegados, confirma la Delegación del Gobierno.

Sin embargo, la alerta saltaba al conocerse los resultados de las pruebas que, tal y como marca el protocolo, han de hacerse a los recién llegados: uno de ellos era positivo en coronavirus.

Así las cosas, se procedió a comunicar la circunstancia a los agentes que tuvieron contacto con esta persona. Los policías permanecen aislados en sus casas y, de momento, no pueden trabajar, a la espera de ser sometidos a pruebas PCR de detección de la enfermedad cuando pasen entre 5 y 7 días del contacto con el infectado, que tuvo lugar el lunes.

Los agentes, explican fuentes cercanas, se encuentran tranquilos, dado que, según aseguran, se guardaron las distancias de seguridad y se contó con equipamiento para prevenir el contagio.

En el caso de Lorca, la plantilla no será reforzada con efectivos de otros municipios, pero el servicio será reorganizado con los que quedan en la Comisaría.

Asociaciones policiales llevan tiempo pidiendo que se ponga en marcha un protocolo más específico, ante una eventual llegada de pateras a las costas murcianas. «Se está poniendo en riesgo la salud de los policías», subrayan desde el sindicato mayoritario, Jupol.

Temas relacionados