+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El incumplimiento de las medidas contra el covid-14 en la provincia obliga a un mayor control

Los locales de ocio de Castellón suman ya 14 sanciones en solo un fin de semana

La Policía de la Generalitat intensifica la vigilancia en 32 establecimientos

 

Agentes vigilan un local de ocio. - MEDITERRÁNEO

PALOMA AGUILAR 10/08/2020

El grupo de Espectáculos de la Policía de la Generalitat Valenciana ha intensificado la inspección y el control este fin de semana en 32 locales de la provincia de Castellón ubicados en las localidades de Benicarló, Alcossebre, Torreblanca, Peñíscola, Benicàssim y Castelló y, de hecho, ha levantado 14 actas de propuesta de sanción en solo un fin de semana. Estas multas obedecen tanto al incumplimiento de las medidas sanitarias frente al covid-19 como por infringir algunos de los preceptos regidos en la ley de espectáculos públicos. Además, a estos datos hay que sumar las sanciones propuestas por otros cuerpos con competencias en seguridad, tal y como explicaron ayer fuentes autonómicas.


De hecho en la capital de la Plana, los agentes han propuesto sancionar a varios locales por ser numerosos los camareros que trabajaban sin la mascarilla obligatoria. El tapabocas resulta imprescindible para los trabajadores de estos establecimientos de ocio y también en la vía pública. A este respecto, hay que recordar que los ayuntamientos de la provincia han interpuesto ya también casi un millar de multas a otros tantos ciudadanos por no utilizar mascarilla en la calle, tal y como ya publicó este diario.
La estrecha vigilancia sobre los locales de ocio de la provincia es una prioridad del Consell después de que se hayan incrementado los brotes sociales de coronavirus.


Así las cosas, la dirección de los establecimientos lúdicos de Benicàssim Buddha y Casablanca, ya comunicaron el viernes el cierre temporal de ambos espacios de ocio después de detectarse dos posibles casos de covid-19 contagiados en el ámbito familiar.

OTRO CASO EN MONCOFAR

A estos dos se suma el caso del Blavò, en la playa de Moncofa, que el pasado sábado también clausuró sus puertas al resultar positivo uno de los camareros y, ayer mismo, un segundo trabajador que también se hizo la prueba confirmó el contagio. El resto de empleados, por el momento, han dado negativo en los test que se les han practicado. Informa Miquel Sánchez.


Así, la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, destacó los «buenos resultados» que está dando la coordinación entre los diferentes cuerpos de seguridad, que «ha permitido multiplicar la eficacia de los controle» y que ya ha tenido un efecto directo sobre los nuevos brotes asociados al ocio nocturno.


En esta línea, la máxima responsable de este área autonómica, Bravo, señaló que es comprensible que «la gente tenga ganas de juntarse y divertirse» pero ha pedido que se haga «extremando las precauciones para no poner en juego la vida de nadie».