+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DETALLES DEL CORONAVIRUS

La obesidad es el gran factor de riesgo para los jóvenes adultos con covid-19

El análisis, publicado este miércoles en la revista Jama Internal Medicine, se hizo con pacientes hospitalizados entre abril y junio

 

El prototipo del respirador OxyGEN de Seat en un paciente del hospital de Can Ruti. - ACN

EL PERIÓDICO
09/09/2020

Los adultos jóvenes (18-34 años) con obesidad, así como con diabetes e hipertensión, fueron los más propensos a necesitar ventilación mecánica o morir de covid-19, según un estudio realizado con 3.000 personas hospitalizadas en Estados Unidos en primavera.

El análisis, publicado este miércoles en la revista Jama Internal Medicine, se hizo con pacientes hospitalizados entre abril y junio y confirma en primer lugar que las personas negras e hispanas son las más afectadas por la pandemia: representaron el 57% de los jóvenes adultos hospitalizados y el 49% de los fallecidos o intubados, mientras que son solo el 33% de la población estadounidense.

Pero sobresale en el estudio que las personas con obesidad mórbida (con un índice de masa corporal superior a 40), representaban un 41% de los pacientes que fueron intubados o que fallecieron. Las personas con hipertensión representaron un 31% de los pacientes intubados y muertos, y con diabetes, un 27%.

INTUBACIÓN O MUERTE

Los adultos jóvenes con las tres afecciones (obesidad mórbida, hipertensión y diabetes) tenían un riesgo de morir o ser intubados igual que los adultos sanos de las generaciones posteriores, de 35 a 64 años, según los investigadores.

El estudio se suma a muchos otros que indican que las personas obesas tienen un mayor riesgo de complicaciones por covid-19.

Un "metanálisis" que compila múltiples estudios que involucran a 399.000 pacientes, publicado en agosto en la revista Obesity Reviews, estimó que las personas obesas tenían el doble de riesgo de ser hospitalizadas después de contraer el coronavirus en comparación con las personas no obesas. Su riesgo de morir era 48% mayor que el de estas.