+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VÓLEY PLAYA

Pablo Herrera, sobre el coronavirus: "No podemos ir a los Juegos con un mes de preparación"

El jugador castellonense afronta "con resignación y responsabilidad" el confinamiento a la espera de ver qué sucede con Tokio 2020

 

Pablo Herrera, en el último torneo en Doha. - FIVB

20/03/2020

El internacional de vóley playa Pablo Herrera afronta los días de confinamiento en casa con "resignación y responsabilidad" pero también, con vistas a los Juegos de Tokio, para los que faltan solo cuatro meses, "lo peor es la incertidumbre que genera estrés mental" por saber si finalmente se celebrarán en la fecha prevista, aseguró en una entrevista telefónica con Efe.

Pablo Herrera (Castelló, 1982) forma desde 2009 con Adrián Gavira la pareja más veterana del circuito de vóley playa internacional. Antes jugó con Raúl Mesa (2005-2008) y en su debut olímpico, en 2004, con Javier Bosma, logró la plata en Atenas. Actualmente su objetivo es disputar sus quintos Juegos en Tokio. La pregunta que se hace es cuándo.

P: ¿Cómo está viviendo estos días de confinamiento?

R: Como deportista estoy resignado porque sabes que vas a perder prácticamente toda la pretemporada que llevas encima a nivel físico, pero es lo mejor que podemos hacer para salir cuanto antes de esto. Hay que tomárselo con responsabilidad. Solo salgo a comprar y el tiempo lo ocupo, básicamente, con mis dos hijos. Mi hija mayor tiene tres años y medio, y el pequeño nueve meses.

P: ¿Está haciendo algún tipo de ejercicio para, en la medida de lo posible, mantener la forma física?

R: El preparador físico nos ha modificado el plan de trabajo y lo ha adaptado a los medios que tenemos en casa, porque no podemos estar al aire libre ni trabajar en un gimnasio para mover los pesos que movíamos antes.

P: Se han aplazado varias pruebas importantes de clasificación para los Juegos. ¿Qué supone este parón tan brusco?

R: Rompe todo el trabajo que estábamos haciendo porque ha sido un parón en seco.

P: ¿Cómo puede afectar en el aspecto anímico para preparar unos Juegos?

R: Todos los jugadores vamos a estar en la misma situación y vamos a perder la forma.


P: ¿Es partidario de que sigan los Juegos en su fecha prevista o de que se aplacen?

R: Depende del tiempo que vayamos a estar en casa. Si se arreglara en veinte días, que no parece que vaya a ser así, el daño no sería tan grave, aunque creo que va a durar más de un mes. Llevábamos una pretemporada de tres meses en Tenerife para jugar en Doha y lo que no podemos es ir a los Juegos con un mes de preparación.

P: ¿Mantiene el contacto diario con Adrián Gavira?

R: Sí. Él está en San Roque con sus padres, resignado como yo. Para hacer deporte él tiene un poco más de opciones porque su casa tiene jardín y puede salir a hacer más trabajo. Yo vivo en un piso y trato de salir a la escalera de la comunidad. Son cuatro plantas y subo y bajo escaleras para hacer algo de aeróbico.

P: ¿Cómo afectaría un cambio a 2021?

R: Nos trastocaría en el sentido de no saber cómo acabaría la clasificación ahora mismo. Tenemos que saber qué pasa con los preolímpicos, si las pruebas que se han cancelado se harán en el futuro o como será la puntuación nueva.

Lo peor es la incertidumbre que tenemos por saber si se van a realizar este año o cuándo se van a hacer los torneos que quedan. Y, si se aplazan, cómo será el calendario y cuándo se cerrará el plazo. Hay parejas que ahora no entran por ránking, tienen que jugar un preolímpico y no se sabe nada. Estamos a la expectativa de ver lo que hace el COI.

P: ¿Mantienen algún contacto con el COE?

R: La federación se pone en contacto con nosotros a través del CSD y el COE. Personalmente no hemos hablado con Alejandro Blanco, pero él no va a estar detrás de cada deportista porque para eso están las federaciones.

En Italia a los deportistas se les ha hecho un permiso para entrenar al aire libre y eso es lo que esperamos nosotros. Con que nos dejaran ir a correr o en nuestro caso hacer vóley al aire libre bastaría. Yo tengo la playa a 15 minutos. Haciendo eso el impacto físico de la preparación no sería tan grave.

P: ¿Cuál es el ultimo mensaje que tienen de las autoridades?

R: Entrenar en casa en la medida de lo posible.

P: ¿Su pensamiento dónde está ahora mismo?

R: Mi pensamiento lo tengo en stand by. Entreno en la medida de lo posible, pero no al cien por cien como debería para Tokio.

P: ¿Pueden ser los de Tokio sus últimos Juegos?

R: Hace tiempo que me planteo mi carrera año a año. Serían mis quintos Juegos y me hacen ilusión. Lo más importante que tenemos cada cuatro años nosotros son los Juegos y que ahora mismo esté la situación así te genera estrés a nivel mental porque se acerca el tiempo y no sabes qué va a pasar.

P: ¿Piensa en París 2024?

R: Si aplazan estos Juegos y los ponen en 2021, para París solo quedarían tres años (risas). Hay que ver cómo acaba la situación de Tokio y luego ya veremos.

P: ¿Qué calendario maneja ahora mismo?

R: A medida que pasen las semanas y siga esto igual caerán el resto de torneos que quedan. El último ha sido el de Río de Janeiro a principios de mayo. Después tenemos Madrid, que aún no sabemos si se celebrará, y posteriormente el de Ostrava (República Checa).

P: ¿Puede afectar esta situación a su ánimo si se prolonga?

R: Siempre afecta, pero lo único que pensamos es que cada día que pasa es un día menos encerrado. Hay mucha gente trabajando para arreglar esto, muchos médicos y enfermeros dando todo. Hay gente que se sacrifica por los demás y eso nos motiva. Además, vendrá bien para hacer piña después de un tiempo de división en España por el tema político. Nos hará más fuertes para el futuro.