+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COVID-19

Toni Cantó, sobre el contagio de Irene Montero: "Hermana, yo sí te contagio"

Acusa de "amorales" a los ejecutivos de la Generlitat y de Pedro Sánchez y afirma después que trataba de "defender" a la vicepresidenta El socialista Mata apunta que "no está en sus cabales" y denuncia "su miseria moral", su "cuñadismo" y sus "discursos miserables"

 

El pleno de este jueves, con la ausencia de VOX por estar sus diputados en cuarentena - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO
12/03/2020

El síndic de Ciudadanos en Les Cortes valencianas, Toni Cantó, ha hecho trizas este jueves la 'tregua' política por el coronavirus y tras acusar de "amoral" al gobierno central y al de la Generalitat valenciana por alimentar las manifestaciones del 8M y "ocultar la verdad", ha hecho burla del contagio de la vicepresidenta del Gobierno central Irene Monterio: "Hermana, yo sí te contagio".

La respuesta de los otros grupos (excepto VOX que se ha ausentado por el contagio de su síndica) ha sido dura, especialmente la del socialista Manolo Mata, que sin nombrarle ha apuntado que "parece que está loco, que no está en sus cabales" y ha denunciado su "miseria moral", el "cuñadismo político" y los "discursos miserables".

"Hay mucha gente que no quiere ser útil, que quiere ser importante y aquí hay mucha gente que no es útil ni será nunca importante", ha deslizado.

Naiara Davó, la representante de Unidos Podemos, ha criticado "la bajeza terrible de quien quiere obtener rédidos políticos de un momento como éste", y Fran Ferri, síndic de Compromís, ha subrayado que "hoy no tenemos a la extrema derecha en el parlamento pero tenemos su discurso".

La síndica del PP, Isabel Bonig, ha tenido un tono muy diferente al de Cantó y aunque ha asegurado que "el coronavirus ha estado por delante del Gobierno de Sánchez y del Gobierno de Puig, eso no toca hoy, hoy toca lealtad institucional".

En su segunda intervención, Cantó ha tratado de matizar sus palabras. "Voy a pedir disculpas porque creo que se me ha interpretado mal. Cuando hablo de la señora Irene Montero lo hago para defenderla, no fue consciente de que había un problema grave de sanidad que debía de haber impedido que se manifestara", ha matizado.

Cantó, desbocado

Pero en su primera intervención, Cantó no ha dado tregua. "Tenemos un gobierno central amoral, que prefirió alimentar los fastos del 8M antes que proteger nuestras vidas. Ahora Irene Montero ha dado positivo por coronavirus. Ilustre manifestante, 'hermana, yo sí te contagio'", ha señalado en la tribuna.

Cantó ha dicho que el gobierno central "no quiso perder su juguete propagandístico" y ha afeado al president Ximo Puig que "llamaran a llenar las calles en un claro ejercicio de irresponsabilidad".

"Ocultaron el problema, no nos protegieron", ha espetado Cantó, ante la indignación de las bancadas del PSPV, Compromís y Unides Podem.

Al ser cuestionado por la gestión del gobierno de la Comunidad de Madrid que forman el PP y Ciudadaos, Cantó ha contestado con otro exabrupto. "Son unos sinvergüenzas al echarle la culpa a otros personas", ha afirmado el diputado, que ha asegurado que el ejecutivo madrileño "lleva diez días pidiendo medidas extraordinarias" al ejecutivo central sin éxito.

Cantó también ha expresado sus dudas de que se estén haciando las pruebas necesarias y de que se estén dando los datos reales de contagiados. "Dejen de pensar en sus puestos y protejan a los valencianos", les ha ordenado, tras señalar que "seguir ocultando información tendría consecuencias terribles".

Plan de choque

El de este jueves ha sido un pleno extraordinario en el que Puig ha detallado las medidas tomadas hasta ahora y ha anunciado otras nuevas como la contratación de 846 profesionales sanitarios de todos los ámbitos "ampliables a todos los que hagan falta en cada momento" y un plan de ampliación de camas en los hospitales.

"Haremos todo lo que haga falta. Adoptaremos todas las medidas", ha anunciado el presidente, que ha confirmado la suspensión de vacaciones o libranzas de los sanitarios o de los viajes culturales de personas mayores y de centros escolares.