+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CERTAMEN

Fotografías para poder “combatir” la realidad, para inventarla

El 8 de mayo se inaugura la nueva edición de Imaginària, el festival de fotografía primaveral

 

Eric Gras
03/05/2015

"Acercar la fotografía, como producto cultural y artístico”. Así se expresa el vicerrector de Cultura de la Universitat Jaume I, Wences Rambla, al referirse sobre uno de los festivales más singulares de cuantos se celebran en la provincia de Castellón, una cita que este año celebra su décimosegunda edición: Imaginària.

Un año más, la primavera vuelve a “combatir la nada”, como dijera Julio Cortázar. El escritor argentino estaba seguro de que hacer fotografías era uno de los mejores modos de enfrentarse al hastío, algo que al parecer comprendió también el norteamericano Garry Winogrand, quien aseguraba: “Si veía algo a través de mi visor que me resultaba familiar, hacía algo para cambiarlo”.

Dicen que Winogrand salía todos los días con su Leica bajo el brazo, un objetivo gran angular y diez rollos de Tri-X. Muchos le llamaban “el príncipe de las calles”. El fotógrafo, del que ahora se ha podido disfrutar en Madrid, en la Fundación Mapfre, una retrospectiva exquisita, siempre se mostró insatisfecho, ambicioso. Nunca quiso hacer fotografías como las que hacía el resto; buscaba su propio encuadre --muchas veces “torcido”, otras veces con un maravilloso gran angular, señas de identidad suyas--. A partir de los años cincuenta puede decirse que se convirtió en el padre de la fotografía callejera y uno de los grandes retratistas de Nueva York.

Al igual que Winogrand, la mayoría de los artistas que participan en Imaginària buscan hallar su propio lenguaje, su voz. En esta cita, que dará comienzo el próximo 8 de mayo, se reúnen fotógrafos de diversas partes del mundo, se organizan cerca de 50 actividades, hay 36 exposiciones en localidades como Benicàssim, Castellón, Culla, Fanzara, Morella, Sagunt, Sant Mateu, Segorbe, Suera, Vilafranca, Vila-real, Vinaròs y Vistabella... Es, sin duda alguna, un auténtico desfile de propuestas, de visiones y reflexiones, de realidades e ilusiones.

DESTACADOS // Imposible no acudir a Susan Sontag para hablar sobre lo visual. La escritora supo como pocos definir qué es la fotografía. “Una manera de mirar”, dijo. Y así es. A través de la cámara uno ya dota de intención su gesto, su mirada. Es la fuerza y la magia que posee, su poder. Atrapar momentos precisos, buscados o no, sentidos o no.

Entre todas las exhibiciones previstas durante este próximo mes, destacan algunas muestras que ya se han podido ver y disfrutar, como la de Luis Cruz en Coll Blanc, la de Vicent Pla en la Llotja del Cànem --y que ahora se trasladará al Teatre Municipal de Benicàssim--, la del colectivo Fotolateras --sus Ciudades enlatadas se expondrán en breve en el Centre de Cultura de Sant Mateu-- o la de Rubén García y su Prostitución. Retratos de una vida en la calle, que albergará la Fundació Caixa Vinaròs a partir del 19 de mayo.

En el listado de participantes encontramos también otros nombres conocidos, como pudieran ser los de Rossana Zaera, Iulian Zambrean, Maya-Marja Jankovic o Carlos Sebastiá --que ahora vive y trabaja en Pekín--. Junto a ellos, se unirán otros artistas de la talla de Luis Montolio, Sergej Antonov, Nuria López Torres, Robert M. Awa, Xavier Ferrer, Hombrelópez y Rafa Gascó, Pablo Fuentes, Yurian Quintanas, José M. Valdeolivas...

Por otro lado, como bien remarca el vicerrector de Cultura de la UJI, cabe destacar el apoyo de las diversas agrupaciones fotográficas e instituciones públicas y privadas, que permiten al festival asentarse con fuerza para dar formar a otros proyectos alternativos pero dependientes como es el caso de Mayo fotográfico de Segorbe. Del mismo modo, y coincidiendo con la reciente creación de la nueva sede de la universidad en Vila-real, y gracias a la colaboración de la Regidoria de Cultura de la localidad, se tiene previsto realizar un “acontecimiento singular”, como lo define Rambla. Se trata del proyecto Sonda Vila-real, que en palabras del catedrático “nace con la intención de mostrar la importancia de los procesos creativos y multidisciplinares juegan en el desarrollo de los procesos y productos culturales”.

Gracias al Ayuntamiento de Castellón, la Fundación Dávalos-Fletcher, el Museu de Belles Arts de Castelló y CulturArts, así como otros colectivos y asociaciones culturales y de creación, además de los consistorios de los municipios antes mencionados, Imaginària 2015 volverá a motivar la curiosidad del ojo humano para vivir una nueva experiencia a través de las instantáneas de los artistas presentes en esta 12ª edición.

Berenice Abott afirmaba que “la fotografía ayuda a las personas a ver”. Nosotros diríamos que ayuda a las personas a ver de forma distinta, curiosa, atenta.